Interceptaciones telefónicas y una serie de diligencias de investigación resultaron claves para que la Fiscalía de Arica, junto a la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado de la PDI, lograran desarticular una organización internacional dedicada al tráfico de drogas.

Tras las formalizaciones respectivas, cinco de sus miembros quedaron en prisión preventiva y un sexto con arresto domiciliario total, tras ser detenidos con 271 kilos 740 gramos de marihuana, avaluada en $1.358.700.000.

La investigación, dirigida por el fiscal Bruno Hernández, permitió detener a cinco ciudadanos chilenos y un peruano, quienes trasportaban el cargamento con destino a Santiago para su posterior venta y distribución.

La indagatoria se inició en mayo, tras detectar que dicha red planificaba una operación de envío de drogas hasta la región Metropolitana. Así, los dos líderes de la agrupación salieron el pasado lunes 10 desde Arica en un vehículo particular trasladándose hasta la localidad de Pozo Almonte, a fin de coordinar el traslado del cargamento.

En tanto, al día siguiente el resto de los miembros salieron desde Arica con destino al sur. En el control carretero de Cuya los detectives fiscalizaron a los ocupantes de un vehículo particular y un camión con acoplado, detectando que en este último se ocultaba la droga al interior de diversas estructuras de la máquina.

“Se trata de una organización internacional que internaba grandes cantidades de droga y contaba con una estructura y roles bien definidos. Asimismo, contaban con financiamiento para la compra de vehículos entre automóviles y camiones, para modificarlos y utilizarlos en el traslado de la droga”, expresó el fiscal Hernández.

En total se incautaron 252 paquetes con un peso de 271 kilos de marihuana.