Durante la jornada del miércoles, un ciudadano peruano fue sorprendido con droga fajada a su cuerpo en el control fronterizo de Cuya, cerca de Caleta Camarones, en pleno límite de las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá.

En concreto, el hombre venía abordo de un bus que partió su recorrido en Arica y que tenía como destino Santiago cuando personal de OS-7 de Carabineros fiscalizó la máquina.

Ya al interior del bus, uno de los efectivos policiales notó que el pasajero “mantenía abultada la zona abdominal de manera anormal”, momento en el cual se procedió a revisarlo, instancia donde se descubrió la faja que portaba en su cuerpo, en la cual había 2,145 kilos de marihuana, consignó La Estrella de Arica.

La sustancia ilícita fue incautada por los mismos funcionarios, hecho que se transformó en el tercer caso de fajado en menos de una semana en la zona.