Nacional
Lunes 10 septiembre de 2018 | Publicado a las 17:13
2.700 niños se queman cada año en región de Antofagasta: llaman a cuidarlos en este 18
Publicado por: Francisca Rivas La información es de: Comunicado de Prensa
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas

Un llamado al cuidado y la prevención hizo la Municipalidad de Antofagasta en conjunto con Coaniquem en el marco del mes de la patria, cuando el consumo de alcohol y las parrillas abundan y, por lo tanto, los riesgos de niños ante quemaduras aumentan.

En la región de Antofagasta, 2.700 niños se queman cada año, siendo el rango etario más frecuente entre 0 y 4 años, representando el 70% de las quemaduras.

El 90% de los niños se queman en sus hogares y en presencia de padres, mientras que cuando están en el colegio hay menos riesgo.

Es por ello que ambas instituciones se unieron para hacer el llamado a la comunidad a través de la campaña “Que la fiesta no se convierta en tragedia”, entregando consejos para que no existan nuevos casos de infantes quemados por estas fechas.

Al respecto, la alcaldesa Karen Rojo comentó que “en esta época, lo más tradicional es que encendamos nuestras parrillas para compartir en familia y con amigos. Por ello, es importante que estemos atentos a apagar las brasas con agua como es debido luego de asar y antes de sentarnos a la mesa, para evitar posibles accidentes, y nunca perder de visa a nuestros niños y niñas”.

Rojas también expresó que “sé que está prohibido, pero hay gente que hace fogatas y asados en la playa. La gente le pone arena encima y eso no funciona para apagar. Esas brasas se van a mantener 18, 24 horas y hasta un día y medio encendidas, y va pasar alguien caminando. Por ello recibimos niños con quemaduras en las plantas de los pies”.

“Por lo tanto, si estoy en la playa, tengo que traer agua -que está ahí mismo- con un balde y apagar esas brasas. Tenemos que tener menos niños con quemaduras, pasemos unas lindas fiestas pero sin niños con quemaduras”, enfatizó la autoridad comunal.

Por su parte, Jorge Rojas, médico y presidente fundador de Coaniquem, explicó que “si yo voy a hacer un asado, cuando me voy a servir queda la parrilla sola y ahí se acerca el niño, toca la parrilla y se quema. O a veces juegan debajo de las parrillas y las vuelcan”.

“Estamos recibiendo muchos casos de niños quemados por tocar o volcar la parrilla, por eso el primer consejo es apagar la parrilla con agua cuando hemos terminado el asado y dejar a los niños en otra área, donde no tengan posibilidad de acercarse”, acotó.

Coaniquem hizo un llamado a recurrir a sus dependencias en caso de quemaduras y a apoyar la ardua labor que realizan de atención gratuita para la rehabilitación de niños con quemaduras y cicatrices de diversa índole.

Municipalidad de Antofagasta
Municipalidad de Antofagasta
Tendencias Ahora