Durante la jornada de este sábado en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas se entregó la sentencia de los ciudadanos indonesios que estuvieron involucrados como autor y cómplice en la violación de una mujer en una residencia sanitaría.

El hecho ocurrió el 29 de agosto de 2020 cuando ambos hombres, tripulantes de un barco, se encontraban en la residencia sanitaria aislados debido a que estaban contagiados con covid-19, y tuvo como víctima a una mujer que trabajaba como técnico en enfermería en Punta Arenas.

Según los antecedentes del caso, ese día la víctima concurrió a su turno de trabajo, y pasada la medianoche fue requerida desde la habitación de los tripulantes, quienes la encerraron en el baño para cometer la agresión sexual. La mujer finalmente logró escapar y pidió ayuda en la residencia.

En un comienzo la fiscalía solicitaba una pena de 6 años de cárcel para los extranjeros, quienes accedieron a un procedimiento abreviado para evitar el juicio oral.

Finalmente el autor fue condenado a cumplir una pena de 3 años de presidio efectivo, mientras que el cómplice será expulsado del país.