La centro izquierda intenta rearmar los pactos comprometidos para las elecciones de gobernadores, constituyentes, alcaldes y concejales, de cara a los comicios presidenciales de noviembre y tras el fallido acuerdo para la inscripción de primarias en el Servel.

La idea surgió desde el vicepresidente del Partido Por la Democracia, Francisco Vidal, quien propuso una definición entre Paula Narváez, quien fue proclamada por el Partido Socialista (PS) y respaldada por el PPD, y el candidato radical Carlos Maldonado.

Además, se podría incluir la candidatura de la Democracia Cristiana. Sin embargo, el secretario general de la falange, David Morales, consideró que aún no se puede hablar de primarias conjuntos y anticipó que antes es necesario restablecer las confianzas en el bloque de Unidad Constituyente.

El presidente del PS, el senador Álvaro Elizalde, reiteró que las primarias convencionales son una opción y destacó la importancia de una carta presidencial unitaria.

Una postura contraria mostró Carlos Maldonado, presidente y carta del Partido Radical (PR), quien cuestionó lo sucedido la semana pasada y dijo que no estarán disponibles para primarias convencionales.

Esta tarde, la Democracia Cristiana realizará su Consejo Nacional, donde se abordará el análisis electoral, el trabajo para potenciar la campaña a segunda vuelta de gobernadores regionales y la situación de la senadora Ximena Rincón, que puso a disposición del partido su candidatura presidencial.