Fue la diputada de la Democracia Cristiana, Joanna Pérez, quien presentó un proyecto de ley que busca establecer el mecanismo de voto anticipado para facilitar a aquellas personas que por razones de salud y problemas de movilidad no tengan la posibilidad de trasladarse a su local de sufragio.

La disposición espera abarcar a embarazadas, adultos de 70 años o más, personas que tengan algún tipo de discapacidad, miembros de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública;
presos y quiénes se encuentren realizando cuarentena por la pandemia.

El proyecto que modifica la ley Orgánica Constitucional sobre votaciones pretende ir en ayuda de un gran número de votantes pero hasta hoy, no ha logrado un consenso entre las autoridades, según señaló la legisladora Joanna Pérez.

Desde el Servicio Electoral aseguraron que es una iniciativa factible considerando el ejemplo internacional. En ese sentido, el presidente del Servel, Patricio Santamaría recordó que la votación postal ya fue desechada en nuestro país.

Desde el ejecutivo ingresaron una indicación sustitutiva que limita el voto para determinados grupos de personas, considerando la realidad de la Pandemia y propone además que sea un día antes de la votación general.

Máximo Pávez, subsecretario de la SEGPRES se refirió a este lineamiento.

Desde el parlamento esperan llegar a una solución antes de Abril para poder aplicar esta indicación en los próximos comicios electorales.

La propuesta se encuentra en su primer trámite constitucional y aún no hay consenso. Cabe destacar que de no llegar a un acuerdo este lunes y a una semana del receso legislativo, la discusión impedirá seguir avanzando en esta materia hasta marzo.