Con un alza de 1,14%, el índice selectivo de la Bolsa de Comercio de Santiago, el Índice de Precio Selectivo de Acciones (IPSA), superó la barrera de los 4.600 puntos, un nivel que no había alcanzado desde febrero de 2020.

Pese a que el año recién pasado la caída acumulada fue de 10%, entre octubre y diciembre el mercado bursátil ya mostraba una recuperación con un crecimiento cercano al 15%, el mejor desempeño trimestral desde el 2010.

En el último mes, el IPSA se ha elevado en un 9,8%, empujado por las mejores expectativas económicas a nivel global respecto al éxito de la vacunación masiva y la fortaleza del precio del cobre.

En la jornada de este lunes, particularmente, el crecimiento de 2,3% que registró China en 2020 superó los pronósticos del mercado, elevando el optimismo que también tuvo un impulso a nivel local, luego que la autoridad sanitaria desestimara nuevas restricciones sanitarias.

Así lo explicó el gerente de Estudios de Renta 4, Guillermo Araya: “Tuvimos una jornada de alta volatilidad. El IPSA ha registrado una caída de 0,88%, a pesar del buen dato de China, el temor a nuevas restricciones o incluso una cuarentena en algunas comunas o toda la región Metropolitana, hacía que las acciones del retail lideraran el ajuste en ese momento, esto explica el rebrote del IPSA que terminó cerrando con un alza de 1,10%, en 4.622,41 puntos”.

De acuerdo a los analistas, la fortaleza del mercado bursátil se podría mantener y aún hay espacio de crecimiento, si se mantiene el comportamiento de factores estructurales como el éxito de la vacunación, la apertura de la economía, el precio del cobre y un tipo de cambio sobre los $700.

Por el lado de los riesgos, sin embargo, el analista de mercados de Alpari Research, César Valencia, anticipó que el calendario electoral que hay por delante y la elección de constituyentes representan, hoy por hoy, la mayor incertidumbre para los inversionistas.

“Lo que vemos como factor de riesgo, especialmente a nivel interno, tiene que ver con las elecciones que vienen debido a la incertidumbre pude generar desde el punto de vista de la inversión respecto de que el tema constitucional no pueda ser captado por extremos, cosa que pueda generar incertidumbre, sino que pueda ser más bien una Constitución que sea positiva pero también moderada”, declaró.

Según las estimaciones, con un riesgo acotado el IPSA podría oscilar entre 4.700 y 5.200 puntos este año, dependiendo de qué tan favorables sean los escenarios.