A pocos días de que cierren las listas de inscripción para la convención constitucional, desde la oposición reconocen haber cometido un “grave error” al no poder inscribir a sus constituyentes en una lista unitaria. Mientras desde el Frente Amplio llaman a coordinarse en mínimos pragmáticos, el Partido Socialista sigue apostando por aunar fuerzas.

El próximo lunes se cierra la inscripción de listas para la convención constitucional y desde ya presidentes de la oposición esbozan una autocrítica a su participación en el proceso, donde se prevé que se dividan en más de dos listas.

Así, el timonel del PPD, Heraldo Muñoz, aseguró que como oposición cometieron un grave error, pero que en ese sentido hay que apuntar hacia los partidos que se desmarcaron desde un principio a llevar una lista unitaria.

Estas reflexiones surgen luego de que el senador de su partido, Jaime Quintana, afirmara que no vio “a los dirigentes de la oposición especialmente preocupados por la unidad y tendrán que hacerse responsables”, tal como consignó en una entrevista con La Tercera.

Recordemos que la semana pasada, el Partido Comunista mostró su negativa a formar alianzas como oposición, decisión a la que se sumó Revolución Democrática, restándose de esa forma a llevar una lista unitaria de candidatos constituyentes.

En tanto, el presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, sostiene que apostarán hasta las últimas instancias por una lista unitaria e hizo un llamado a que el PC y los frenteamplistas recapaciten y eviten una sobrerrepresentación de los votantes del Rechazo.

Desde el Frente Amplio, la presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez, aseguró que si bien ellos buscaron llevar una lista unitaria en un principio, aún mantienen ánimos de coordinarse como oposición en el proceso constituyente.

Estas divergencias dentro de la oposición ocurren mientras el Frente Amplio mira con buenos ojos la opción de apoyar a Paula Narváez como carta presidencial, ante la inminente salida de Beatriz Sánchez de la carrera a La Moneda.