El diputado Pedro Velásquez (IND) se refirió sobre la decisión de la comisión de Ética de la Cámara de Diputadas y Diputados de sancionarlo a él por un altercado que protagonizó el pasado 13 de junio con una mujer en un servicentro en la ruta 5 norte en Los Vilos, “con amenaza de agresiones”, según señalaron desde la Cámara.

El informe de la comisión subraya que “la actitud, el tono descomedido, y las expresiones vertidas (…), no se condicen con el modelo de ciudadano ejemplar que la normas del reglamento y del código de conductas parlamentarias les exige a diputados y diputadas, con lo que además del descrédito personal, se enloda a toda la institución de la cámara de diputadas y diputados”.

Al respecto, Velásquez señaló que se enteró de manera informal que la comisión de Ética lo habría sancionado “por una situación ocurrida entre privados hace unos tres meses atrás donde unas personas con antecedentes, y que son conocidas —de hecho hay un video— (…) son dos personas que están acostumbradas a hacer este tipo de cosas”.

“En este caso insultaron y agredieron verbalmente a mis dos asesoras —es decir a la abogada jefe y a mi jefe de gabinete que es un funcionario del Parlamento— con gruesos calibres que no voy a referir nuevamente”, sostuvo.

En esa línea, agregó que “lo más importante es que una vez que ocurrieron estos hechos yo solicité toda las disculpas necesarias y en todos los medios a estas dos personas, que por ser mujer, no tienen el derecho de ofender a otras mujeres y lo que yo hice fue defender a mis funcionarias”.

“Voy a empezar a recolectar las firmas para una comisión Investigadora porque no es posible (…). Esta no es la primera vez que este diputado y otros nos tenemos que informar por terceros, y no por la propia institución, y por lo tanto la comisión de Ética si sesionó hoy y tomó ciertas medidas, lo primero que tiene que hacer es notificar, porque nosotros tenemos el debido proceso”, aseguró.

Asimismo, detalló que “todavía no han llamado a declarar ni a este diputado, no han llamado a declarar ni a las abogadas y no hacen ni han solicitado las pruebas que nosotros le ofrecimos, por lo tanto, esto es como una especie de empate, hay algunos parlamentarios que han sido sancionados y cada vez que ocurre eso la Cámara (…) empieza a buscar la formula para dejar tranquila a la prensa y a la comunidad, pero rompiendo todos los protocolos, y eso yo creo que ya debe terminarse de una vez por todas”.

“La Cámara de diputados, desde el presidente de la Cámara, pasando por todos los organismos, deben ser un poco más serios. Aquí estamos tratando entre pares y si he cometido algún error he pedido disculpas públicas, pero no puede estar filtrando la propia Cámara de Diputados, los propios órganos que nos damos, de una situación que ni si quiera todavía yo he tomado conocimiento”, adujo.