Autoridades de Gobierno de la Policía de Investigaciones dieron cuenta este sábado de la expulsión de un ciudadano peruano, por el delito de amenazas al presidente Sebastián Piñera y a su familia.

Los hechos ocurrieron en marzo, cuando por medio de un correo electrónico dirigido a la Presidencia, el sujeto profirió amenazas de muerte al Mandatario y a sus cercanos.

“Esto altera gravemente el orden público y afecta la convivencia social. Nuestra política en materia de extranjería es que aquellos que cumplan con nuestra legislación migratoria, son bienvenidos a Chile, pueden vivir acá mientras cumplan nuestras normas sociales. Pero aquellas que se encuentren en irregularidad por haber vencido su visado de turismo, habiéndose decretado la orden de abandono y además incumpliendo gravemente las normas, amenazando a sus autoridades, lo que corresponde es que hagamos efectiva las sanciones del ordenamiento jurídico, como es la expulsión administrativa”, expresó el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli.

El hombre fue puesto a disposición de las autoridades peruanas. Galli valoró el trabajo de la PDI en esta expulsión.

La Brigada del Cibercrimen identificó al autor de las amenazas, dando inicio al proceso de expulsión al verificarse además su residencia irregular en nuestro país.

El subsecretario recalcó que quienes se encuentren en irregularidad en nuestro país serán expulsadas, ya sea administrativamente o vía sentencia del Poder Judicial.

Con respecto a otras situaciones, Galli reportó que hay más de 30 del mismo tipo a autoridades. “La gravedad es que si las amenazas pretenden debilitar nuestra democracia, y que nuestras autoridades no puedan tomar decisiones libres sino que extorsionados, creo que nuestra democracia se debilita si no damos señales claras en cuanto a que son amenazas condenables y no aceptables”, afirmó.