El Servicio Nacional de Menores (Sename) lamentó que el convenio suscrito con la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) haya generado interpretaciones que no correspondían con el espíritu con el que se concibió.

Este lunes el Ministerio de Justicia -del cual depende el Sename- anunció que dejaría sin efecto el convenio firmado en febrero, y que se solicitó al Sename un protocolo para poder manejar requerimientos de información.

A través de un comunicado, el Sename lamentó “profundamente que el acuerdo haya generado interpretaciones que en ningún caso responden al espíritu con que se suscribió el mismo, que fue precisamente proteger la información de los niños, niñas y adolescentes”.

Recordaron que en adelante “se trabajará en la elaboración de un nuevo protocolo general coordinado por el Ministerio de Justicia, que recoja la opinión de expertos en probidad y transparencia, para asegurar criterios afines sobre la entrega de datos, que nos permitan continuar resguardando la información respecto de niños, niñas y adolescentes y a la vez poder cumplir con las leyes y el marco institucional vigente”.

“Por último, reiteramos el compromiso incondicional del Servicio Nacional de Menores con todos y cada uno de los derechos consagrados en la Convención sobre los Derechos del Niño, velando por el bien superior de los niños, niñas y adolescentes y su protección”, destacaron desde el Servicio.