Nacional
Martes 14 abril de 2020 | Publicado a las 19:26 · Actualizado a las 19:31
"Es clave para sobrevivir a la pandemia": U. de Chile propone plan para abordar la salud mental
visitas

Apuntando a que la salud mental es clave para sobrevivir a la pandemia del coronavirus, la Universidad de Chile present√≥ el informe “Salud Mental en situaci√≥n de pandemia, documento para Mesa Social Covid-19”, el cual presenta los insumos b√°sicos para crear una estrategia nacional que aborde el problema mental que genera la enfermedad.

El documento final, preparado por un equipo interdisciplinario de la U. de Chile y presentado por el rector Ennio Vivaldi, detalla los principios, medidas y los grupos de personas que son focos específicos para su implementación, planteando el componente psicosocial como uno de los ejes transversales prioritarios para un abordaje efectivo de la pandemia y la disminución de sus consecuencias a corto, mediano y largo plazo.

‚ÄúLa salud mental es precisamente una de las claves para sobrevivir a esta pandemia‚ÄĚ, se plantea en el documento.

Justificación

En su fundamento, el texto plantea que el miedo, el confinamiento, la incertidumbre sobre la situación laboral y económica son sólo algunos aspectos que pueden provocar cambios en el estado emocional individual y colectivo de las personas.

Lo anterior, influye, seg√ļn el informe, en nuestra capacidad de adoptar medidas de prevenci√≥n adecuadas e incluso en la respuesta de los equipos de salud. “Lo anterior, sumado a la falta de confianza en la informaci√≥n entregada y en las medidas propuestas, son amenazas para enfrentar la pandemia generada a partir de la propagaci√≥n del Covid-19”, se expresa.

El documento contiene las claves para el desarrollo de una Estrategia Nacional para la Salud Mental, que apunta a disminuir el impacto del COVID-19 a través de la prevención, la atención y el fortalecimiento de las capacidades de desarrollo de las comunidades.

Criterios a considerar

Se plantean cuatro criterios para el desarrollo de esta política: articulación territorial, intersectorialidad, participación y desarrollo económico.

En ese sentido, el rector de la casa de estudios, Ennio Vivaldi, se√Īala que ‚Äúdestaca la importancia que siempre debe tener la Salud Mental, porque no solamente se ve afectada por la pandemia, sino que lo que hagamos en Salud Mental es clave para enfrentarla. Sabemos que las¬†pandemias causan efectos psicol√≥gicos y sociales, y es un error pensar que si queremos preservar la vida, la atenci√≥n de Salud Mental puede esperar. Y aqu√≠ es tambi√©n fundamental tener presente que afecta, por m√ļltiples factores, en forma diferencial a los diversos estratos socioecon√≥micos‚ÄĚ.

Asimismo, para el desarrollo de esta Estrategia se proponen tres principios “flexibilizar para facilitar” (regulaci√≥n de vida cotidiana), “visibilizar para potenciar” (valorar experiencia de las comunidades) y “regular para proteger” (garantizar que la desigualdad no se acent√ļe)

Implementación de estrategia

Para la implementación de esta estrategia se proponen diferentes áreas de trabajo, en las que se incluye planes y programas de apoyo, orientación a distancia y la gestión de la atención para garantizar la continuidad de los cuidados y la atención en el marco de esta emergencia sanitaria.

Asimismo se plantea la capacitación y cuidado del personal que trabaja en el sector de la salud para poder dar una primera respuesta en principios esenciales de apoyo psicosocial.

Tambi√©n se contempla como √°rea de trabajo a la gesti√≥n de la informaci√≥n entregada por autoridades, donde se apela al fortalecimiento del rol de¬†vocer√≠as oficiales con empatia, transparencia y transmitiendo confianza e informaci√≥n de manera oportuna, pr√°ctica, veraz y coherente, basada en el bien com√ļn y la evidencia cient√≠fica, entregando justificaci√≥n clara de las medidas adoptadas, informaci√≥n de protocolos y garantizando que se proporcionen suministros suficientes para las personas.

En la elaboración del informe también se consideraron las poblaciones con necesidades específicas, entre las que se incluyen a equipos de salud que trabajan con Covid-19, a pacientes contagiados y sobrevivientes, a familiares de contagiados y fallecidos, a personas con transtorno psiquiátrico y/o abuso de alcohol y otras sustancias.

Tambi√©n, a personas mayores, ni√Īos y ni√Īas, mujeres, personas en situaci√≥n de dependencia y/o discapacidad, personas privadas de libertad, personas que se encuentran cesantes o con precaridad laboral (por ej. informalidad) y migrantes.

Pude revisar el documento aquí:

Tendencias Ahora