Nacional
Jueves 09 enero de 2020 | Publicado a las 18:10
Contraloría constata traspaso irregular de fondos por parte del Ejército: se gastó en celebraciones
visitas

El pasado 27 de diciembre de 2019 la Contralor√≠a General de la Rep√ļblica aprob√≥ un sumario administrativo a la Direcci√≥n General de Movilizaci√≥n Nacional (DGMN), donde se se√Īalan graves faltas al principio de probidad por parte de miembros del Ej√©rcito.

La DGMN es un servicio p√ļblico centralizado de la administraci√≥n del Estado, dependiente del Ministerio de Defensa Nacional a trav√©s de la Subsecretar√≠a para las Fuerzas Armadas y que est√° compuesto en su mayor√≠a por personal del Ej√©rcito, la Armada, la Fuerza A√©rea y Carabineros.

Dicha repartición tiene como fin asesorar al Ministerio de Defensa en materias y actividades que guarden relación al reclutamiento y movilización militar; control de armas y explosivos; control de artes marciales; control de tiro ciudadano; y control de armas químicas y biológicas en Chile.

Fue este mismo organismo el que comenz√≥ a ser investigado a trav√©s de una auditoria en 2016, donde la Contralor√≠a constat√≥ irregularidades que involucran a 12 miembros, espec√≠ficamente del Ej√©rcito de Chile, seg√ļn inform√≥ La Tercera.

En el documento se proponen sanciones administrativas a los involucrados, a miembros activos y en retiro, donde incluso se llega a sugerir el retiro para varios involucrados como medida disciplinaria.

El general de división y actual Comandante de Operaciones Terrestres (COT), Esteban Guarda, quien además estuvo a cargo de la Parada Militar 2019, es sindicado en la investigación como uno de los involucrados debido a que en ese entonces se encontraba a cargo de la DGMN.

La investigación

La Contralor√≠a sostiene, a trav√©s del documento, que se habr√≠an traspasado fondos de una cuenta para fines administrativas a otra cuenta de “fondos internos”, recursos que fueron utilizados en alimentaci√≥n y bebidas del personal a trav√©s de la comisi√≥n “rancho y cantina”.

Seg√ļn se√Īala el documento, “al interior de la DGMN funcionaban las denominadas ‘comisiones administrativas’ dentro de las que se encontraba la ‘comisi√≥n de rancho y cantina’, cuya creaci√≥n solo se formaliz√≥, a instancias de la auditor√≠a realizada por esta Entidad de Control, mediante la resoluci√≥n exenta N‚ÄĚ 3.617, de 02 de noviembre de 2015″.

Los datos se√Īalan que “la conducta acreditada en el expediente disciplinario en estudio importa una infracci√≥n grave al principio de probidad administrativa, en cuanto con ella se propendi√≥ a una vulneraci√≥n del principio de legalidad presupuestaria, contemplada en los art√≠culo 6, 7 y 100 de la Constituci√≥n Pol√≠tica de la Rep√ļblica”.

“Toda vez que los instrumentos aludidos sirvieron de fundamento para el traspaso de recursos desde la cuenta corriente destinada al manejo de recursos presupuestarios hacia la cuenta de fondos internos, operaciones jur√≠dicamente improcedentes”, sostienen.

El principio de probidad tiene reconocimiento constitucional en el art√≠culo 8¬ļ inciso primero de la Constituci√≥n Pol√≠tica, donde se se√Īala que “el ejercicio de las funciones p√ļblicas obliga a sus titulares a dar estricto cumplimiento al principio de probidad en todas sus actuaciones”, motivo que obliga a todo funcionario p√ļblico a ejercer sus labores con moralidad, integridad y honradez, siempre rigiendo su actuar en pos del bien mayor por encima del beneficio de un grupo espec√≠fico.

En ese sentido, a Guarda se le hace responsable de tres hechos, siendo el primero “haber infringido gravemente el principio de probidad administrativa, al autorizar la transferencia improcedente de recursos desde la cuenta corriente, destinada a la administraci√≥n de fondos p√ļblicos (‚Ķ) hacia la cuenta corriente apresurada para el manejo de fondos internos, vulnerando la rectitud de la ejecuci√≥n de las normas presupuestarias, as√≠ como el adecuado ejercicio de las potestades p√ļblicas, lo cual afecta el inter√©s general”.

El segundo hecho es haber “autorizado el empleo de recursos de la instituci√≥n para la realizaci√≥n, en provecho propio o de terceros, y para fines distintos a los jur√≠dicamente procedentes, de eventos tales como a) Champagne de ascenso comandante Carlos Eissman, de fecha viernes 28 de noviembre de 2014 a las 10.00 horas, para 25 personas; b) Champagne de despedida subdirector general, de fecha 9 de diciembre de 2014, a las 12.00 horas, para 20 personas; y c) almuerzo despedida subdirector general, de 9 de diciembre de 2014, a las 13.00 horas, para 15 personas, para cuyo pago se utilizaron recursos presupuestarios consultados en la cuenta corriente de la DGMN, dando con ello preeminencia al inter√©s particular sobre el general (principio de probidad)”.

Asimismo, el general tambi√©n autoriz√≥ la realizaci√≥n de eventos, como un cocktail navide√Īo el 24 de diciembre de 2014 y un evento de a√Īo nuevo para cerrar el 2014.

Adem√°s, se habr√≠a realizado un ‚Äúcaf√© con torta de ascenso al comandante Carlos Eissmann, al cabo segundo Miguel Aburto y a Carlos Videla, a las 08:30 horas, todos ajenos a los fines institucionales, ocupando para ellos tiempo de la jornada de trabajo‚ÄĚ.

La explicación de Guarda

En el documento también se presentan descargos, donde el general Guarda explica que al momento de asumir su cargo en el órgano las actividades ya estaban definidas.

‚ÄúReconoce haber autorizado el traslado de recursos, lo que se materializ√≥ por la suma de $ 15.404.690, indicando que dicha acci√≥n no habr√≠a sido deliberada, dado que la irregularidad en este sentido, al momento de los hechos, llevaba poco tiempo en el cargo de director general‚ÄĚ, se sostiene en el documento.

Asimismo, se se√Īala en el texto que “los procedimientos habr√≠an sido propuestos por la jefa del departamento de Finanzas, mayor de Ej√©rcito, Leonor Garante, quien no advirti√≥ ninguna anomal√≠a o irregularidad respecto de los mismos”.

Del mismo, Guarda se√Īal√≥ que “atribuir a su actuaci√≥n el car√°cter de falta grave a a probidad consiste en una calificaci√≥n desproporcionada, ya que ‚Äėdesconoce‚Äô la realidad de lo que implica dirigir personas”.

Adem√°s, el general asegura que “siempre ha procurado mantener buenas pr√°cticas laborales, lo cual implica tomarse el tiempo para conversar con los funcionarios y hacer recesos a efectos de celebrar cumplea√Īos, celebrar un onom√°stico y un ‘amigo secreto"”.

Finalmente, se propone el retiro del general, asegurando que “se considera una falta grave al principio de probidad administrativa la ejecuci√≥n de actividades, ocupar el tiempo de la jornada de trabajo o utilizar personal o recursos del organismo en beneficio propio o para fines ajenos a los institucionales”.

Por tanto, luego de que la Presidencia sea notificada, tienen 10 días hábiles para tomar las medidas propuestas o entregar más antecedentes del caso.

Tendencias Ahora