Nacional
Miércoles 21 agosto de 2019 | Publicado a las 11:49 · Actualizado a las 12:03
"Me cuesta creer": Chadwick no ve contradicción y dice que postura de Piñera representa al Gobierno
visitas

El ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, se refirió a las palabras del presidente Sebastián Piñera, por una denuncia de abuso sexual contra el obispo emérito de La Serena, Bernardino Piñera, de quien ambos son sobrinos. Aseguró que las palabras del mandatario representan la postura del Gobierno, y negó contradicciones con el apoyo que han dado al proyecto de imprescriptibilidad de los delitos sexuales.

Durante su llegada a la Comision de Constitución del Senado, donde se discutirá la Ley Antiterrorista, el secretario de Estado afirmó que la postura entregada ayer por el mandatario es la “declaración oficial del Gobierno”, no una posición familiar ni personal.

En específico, el mandatario expresó que “conozco su conducta, su actitud de una vida entera y me cuesta creer de una denuncia que se hace más de 50 años después de ocurridos los eventuales hechos a un hombre que ahora tiene 103 años de vida”.

Consultado al respecto, Chadwick afirmó que dichas palabras “me interpretan plenamente” y dijo no tener “nada que agregar”.

Respecto de la contradicción acusada por algunos sectores sobre el cuestionamiento de Piñera a los 50 que debieron pasar para que se denunciaran los presuntos hechos, contrastado con sus dichos por el proyecto de imprescriptibilidad de los delitos sexuales a menores sobre el cual el mandatario ha declarado que “no permitiremos más que el tiempo se convierta en cómplice” de los autores de estos crímenes, Chadwick aseguró que “no vemos ninguna contradicción”.

Recordó que dicha ley fue impulsada por el presidente Piñera “para que todos los hechos sean investigados cualquiera sea el tiempo, y se apliquen si corresponden las sanciones”, asegurando que los dichos del mandatario no dicen relación con la investigación de los hechos ni con la aplicación de la ley.

Apuntó también contra el veto orquestado por sectores de la oposición, particularmente el Partido Socialista, contra sus subsecretarios luego de que la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, les acusara de intentar ocultar sus presuntos vínculos con el narcotráfico. Sobre esto, argumentó que “lo único que hace es perjudicar un buen trabajo, nos impide poder tener a todos nuestros equipos colaborando para efectos de una buena legislación”.

Tendencias Ahora