Parlamentarios que promueven el proyecto que permitiría a la jueza Romy Rutherford continuar investigando el fraude en el Ejército, defendieron la iniciativa y aseguraron que de esta manera se podrán enfrentar las maniobras dilatorias que han utilizado, a juicio de los legisladores, las defensas de los militares procesados por corrupción, recurriendo, por ejemplo, al Tribunal Constitucional.

El diputado de la DC, Matías Walker, autor del proyecto que permite a la Corte Suprema prorrogar hasta en dos años el plazo de investigación de un ministro de Apelaciones que indaga causas en la Justicia Militar; afirmó que con esta iniciativa la ministra Rutherford podrá continuar a cargo de la investigación por malversaciones en el Ejército.

El proyecto fue aprobado con 100 votos a favor y 1 abstención del diputado de la UDI, Juan Antonio Coloma, quien justificó su postura asegurando que no le parece conveniente impulsar una legislación que podría afectar el desarrollo de una investigación en curso.

Sin embargo, el diputado socialista, Leonardo Soto, coautor del proyecto, defendió la iniciativa, ya que en su opinión varios de los actuales jueces de la Corte Marcial fueron promovidos en sus cargos por los excomandantes en jefe procesados.

El proyecto fue despachado por la Cámara de Diputados al Senado para su segundo trámite, razón por la que los autores de la iniciativa solicitaron a la Cámara Alta agilizar su despacho, considerando que la investigación de la ministra Romy Rutherford debe concluir en las actuales condiciones, en marzo del próximo año.