Nacional
Lunes 29 julio de 2019 | Publicado a las 21:38
Senado todavía debe millonarios honorarios al abogado que contrató por ataque a Rossi en 2015
visitas

En 2015, el exsenador Fulvio Rossi fue v√≠ctima de un ataque que termin√≥ con un condenado por el delito de lesiones menos graves a principios de julio de este a√Īo.

En aquella oportunidad, el Senado decidió hacerse querellante del caso, motivo por el cual contrató los servicios de un abogado externo, identificado como Gonzalo Ruiz Requena, quien cobró $17 millones de pesos en honorarios, de los cuales la Corporación todavía le adeuda $6.8 millones.

De acuerdo a datos obtenidos por La Tercera vía Ley de Transparencia, los montos fueron autorizados en ese entonces por la Comisión de Régimen Interno del Senado, instancia que era presidida por el exsenador Patricio Walker (DC).

La Fiscal√≠a de la C√°mara Alta confirm√≥ que esa misma instancia se querell√≥ contra quienes resultaran responsables tras el ataque que sufri√≥ el otrora legislador, por lo cual el abogado deb√≠a efectuar “el seguimiento de la causa penal en representaci√≥n del Senado (querellante) en dicho proceso penal y no del exsenador”.

“Por lo expuesto, no es efectivo que la Corporaci√≥n accedi√≥ a pagar la representaci√≥n del exsenador Fulvio Rossi (…), sino que representa al Senado como querellante y en consecuencia interviniente independiente en dicho proceso penal‚ÄĚ, a√Īadieron en una nota de respuesta a la publicaci√≥n.

Pero este no fue el √ļnico ataque que Rossi sufri√≥ siendo autoridad: el mi√©rcoles 15 de noviembre de 2017, en plena campa√Īa electoral, el exrepresentante de la regi√≥n de Tarapac√° asegur√≥ haber sido v√≠ctima de un ataque con arma blanca cuando entr√≥ a su comando ubicado en el sector de la Pen√≠nsula de Cavancha de Iquique.

Seg√ļn su relato, fue atacado por al menos un individuo que se encontraba dentro del recinto y que, adem√°s de la herida cortopunzante en su abdomen, recibi√≥ un golpe en la cabeza que “lo aturdi√≥” y que atribuy√≥ a la posibilidad de que existiera un segundo agresor al que no logr√≥ ver.

De acuerdo a su declaración, perdió el conocimiento por un breve lapso de tiempo, tras lo cual fue encontrado y auxiliado por uno de sus brigadistas.

Pese a lo anterior, y a que la Fiscal√≠a abri√≥ una investigaci√≥n al respecto, √©sta lleg√≥ a su fin sin encontrar culpables ni establecer mayores responsabilidades, pues el mismo Ministerio P√ļblico dej√≥ de indagar el hecho producto de la falta de m√©ritos.

Tendencias Ahora