Los diputados de oposición Daniel Verdessi (DC), Juan Luis Castro (PS) y Pedro Velásquez (FRVS) junto a sus pares demócratacristianos Miguel Angel Calisto, Pablo Lorenzini y Mario Venegas anunciaron la mañana de este miércoles que impulsarán la creación de una comisión investigadora que se dedique a indagar lo que calificaron como “un escándalo que afecta directamente a los niños más vulnerables; hechos inaceptables que deben ser aclarados a la brevedad”.

Todo esto, luego de que la Contraloría General de la República (CGR) detectara una serie de deficiencias en el manejo sanitario de los alimentos que reciben escolares y párvulos de distintos establecimientos que fueron fiscalizados en la región Metropolitana.

La situación se dio a conocer en un informe que también incluía detalles sobre los más de $14 mil millones en multas que Junaeb no ha cobrado a empresas proveedoras entre 2012 y 2018.

Los parlamentarios apuntaron contra la Junaeb y la Junji, acusando que ninguna de las dos entidades “controlan el cumplimiento de las condiciones establecidas en las bases administrativas, relativas a las modalidades de preparación de alimentos comprometidas por las empresas concesionarias”.

También cuestionaron la demora en la aplicación la aplicación y notificación de multas para las empresas involucradas, además de lo que calificaron como una falta de exigencia para que los proveedores que presentan alto porcentaje de incumplimiento.

Verdessi argumentó que “es necesario tener claridad cómo se hicieron estas licitaciones y los graves riesgos para la salud que significa, en especial, para los niños más vulnerables de Chile”, mientras que su par Venegas llamó al Gobierno, en particular al Mineduc, “para que arbitre las medidas más urgentes e inmediatas a fin de poner solución a estos problemas”.

Castro calificó la situación como un “escándalo nacional” asegurando que “han habido denuncias reiteradas en tanto a las licitaciones donde curiosamente cuatro empresas se han adjudicado contratos por 158 mil millones de pesos”.

“Estas empresas han incumplido sanitariamente en forma grave su compromiso de provisión de alimentos, transporte y conservación, a tal punto, que el informe de Contraloría demuestra con total claridad e imágenes, cómo prácticamente se ha casi intoxicado a niños vulnerables de sólo una muestra de 15 centros de pre escolares en la región Metropolitana”, sostuvo.

Por su parte, Velásquez acotó que buscarán también “transparentar como es el trabajo que desarrollan las manipuladoras de alimentos que, en muchos casos, son en condiciones deplorables, no tienen los elementos necesarios tan simples como un abrelatas, guantes y otros productos”.