Nacional
Viernes 10 mayo de 2019 | Publicado a las 05:42 · Actualizado a las 06:23
Papa presenta nueva normativa para casos de abusos y pederastia: laicos quedaron disconformes
Por Alberto Gonz√°lez
La información es de Nicole Martínez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa Francisco presentó una nueva normativa para evitar los casos de pederastia y de abusos a personas vulnerables al interior de la Iglesia Católica. La regulación traslada las investigaciones contra obispos desde el Vaticano y acota los tiempos de investigación.

Se trata de un Motu Proprio que entrará en vigencia el 1 de junio próximo y oficializa de manera legal ciertas obligaciones que hasta ahora eran morales, como denunciar de inmediato los casos de abuso sexual.

La carta apost√≥lica titulada “Vos estis lux mundi” obliga a los cl√©rigos y otros religiosos y religiosas a denunciar a la Iglesia cualquier sospecha de agresi√≥n sexual y acoso, y tambi√©n la posible implicancia de jerarcas de la iglesia en los casos.

Además, establece para el denunciante algunas garantías de protección, evitando represalias, por ejemplo, e indaga la tenencia de pornografía infantil.

Las investigaciones las llevará ahora el obispado, incluso la de las congregaciones, y si se trata de un obispo, las comandará el metropolitano, que en el caso de nuestro país serían los arzobispos de Antofagasta, La Serena, Santiago, Concepción y Puerto Montt.

Eso s√≠, a√ļn hay dudas incluso entre los canonistas en qu√© pasa en el caso de los administradores apost√≥licos a cargo de las arquidi√≥cesis, como Celestino A√≥s.

Una de las cosas relevantes es que se establecen plazos de investigación, donde a los 30 días se debe enviar un informe del estado de la indagatoria, mientras que la investigación debe concluirse en un plazo de 90 días.

No obstante, se mantiene como absoluto e inviolable el secreto de confesión.

ARCHIVO | Agencia UNO
ARCHIVO | Agencia UNO

El secretario adjunto de la Congregaci√≥n Para la Doctrina de la Fe, Charles Scicluna, dijo que se trata de un reglamento importante, que establece que ning√ļn religioso est√° por sobre la ley can√≥nica.

“Ahora tenemos una ley universal que determina las etapas fundamentales para la investigaci√≥n de un miembro eclesi√°stico, dando la se√Īal que el liderazgo est√° sujeto no s√≥lo a la ley de Dios, sino tambi√©n a la ley can√≥nica y debe responder por los cr√≠menes que ha cometido”, afirm√≥.

“As√≠ que no hay inmunidad, hay una se√Īal muy fuerte. Nadie que tenga responsabilidad eclesi√°stica est√° por encima de la ley, y en mi opini√≥n, este procedimiento lo dice claramente”, estim√≥.

El secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos del Vaticano, Juan Ignacio Arrieta, explicó respecto a las indagatorias contra obispos, quienes hasta ahora dependían directamente del Papa.

“Ha trasladado hasta el metropolitano el deber de, en el caso que se trate de obispos, ser √©l quien investigue con la ayuda de laicos, porque tienen el derecho y el deber de dar consejos a la autoridad”, detall√≥.

En Chile, víctimas y laicos, si bien valoraron que exista un avance, cuestionaron que las investigaciones sigan en manos de los mismos que son indagados civilmente acusados de encubrir estos delitos.

Uno de los voceros de la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos, Jaime Concha, criticó que la responsabilidad la tengan quienes han mentido y ocultado información.

“Pareciera ser que se est√° consolidando una estructura dentro de la iglesia para que tambi√©n se investiguen estos delitos”, destac√≥. Sin embargo, estim√≥ que en nuestro pa√≠s “los obispos no han colaborado, han destruido informaci√≥n importante sobre estos cr√≠menes, han mentido”.

En esa línea, el vocero de los laicos de Santiago, Osvaldo Aravena, lamentó que el documento no incluya normas uniformes para colaborar o denunciar los casos ante la justicia.

“Esto no garantiza que la Justicia sea el elemento rector de esta voluntad que el Papa ha expresado en ese sentido, porque vuelve a colocar el manos de quienes son justamente los que pueden ser investigados, en este caso los obispos y la jerarqu√≠a de la Iglesia, la posibilidad de que estas denuncias tengan alg√ļn tipo de acogida”, lament√≥.

“Si bien hay una suerte de gui√Īo, en ning√ļn momento hay de manera expl√≠cita la definici√≥n de que hay que colaborar con la justicia civil”, a√Īadi√≥.

El documento del Papa es una modificación a la legislación canónica, pero no contiene nuevos delitos ni penas. El mismo Scicluna reconoció que con esto no se está inventando la rueda, sino que simplemente lo que hace es acelerar los procesos, tener mayor transparencia y una estructura más clara al interior de la iglesia.

Tendencias Ahora