El empresario Andrónico Luksic, quien se encuentra por estos días acompañando al presidente Sebastián Piñera en su gira por Asia, reconoció haber utilizado “un muy mal ejemplo” para describir el poder adquisitivo de la clase media chilena.

En entrevista con La Tercera, el hombre que lidera el grupo económico más importante del país aseguró la semana pasada que en la actualidad la clase media “tiene la posibilidad de viajar, de tener un segundo auto, la posibilidad de tener una casa en la playa”, y que por ello, a pesar de las encuestas desfavorables, “nadie puede decir que este país no ha progresado”.

La particular afirmación de Luksic sobre la realidad del país causó molestia y también trajo a colación lo señalado en agosto de 2018 por el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, quien entonces dijo que la mayoría de los chilenos era propietario de una “casita (…) dos departamentos”.

Ahora el empresario tuvo que salir al paso de las críticas utilizando, como ya es habitual, su cuenta de Twitter para aclarar la situación.

Consultado por un usuario acerca de su definición de clase media, Luksic lamentó la confusión que se generó y explicó: “Quise decir que el crecimiento en Chile ha permitido a millones progresar y que la clase media pueda acceder a una mejor calidad de vida que generaciones anteriores”.

En otra publicación reconoció que usó “un muy mal ejemplo (…) sostengo que es desconocer la realidad negar que el progreso de Chile ha permitido a muchas familias acceder a un mejor estándar de vida y a millones superar la pobreza”, añadiendo que es necesario “seguir progresando con crecimiento”.