Nacional
Martes 19 marzo de 2019 | Publicado a las 05:50
Violación en la Catedral: Tito Rivera acusa montaje y asegura que hay homosexuales en la Iglesia
Por Alberto Gonz√°lez
La información es de Joaquín Aguilera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El sacerdote Tito Rivera, acusado de violar a un hombre en la Catedral de Santiago, se defendi√≥ este lunes e insisti√≥ con que “existe un n√ļmero considerable de homosexualidad” en la iglesia chilena.

En una declaraci√≥n p√ļblica en medio del revuelo por la acusaci√≥n, el sacerdote sostuvo que hay un “montaje” en su contra destinado a conseguir dinero, y dijo que en la Iglesia chilena hay muchos homosexuales, entre los que se cuenta √©l mismo.

“Al interior de la iglesia existe un n√ļmero considerable de homosexualidad de la que formo parte, pero esta realidad por s√≠ misma no se relaciona con la crisis moral de la Iglesia” chilena, envuelta en una ola de acusaciones de abusos sexuales, dijo Rivera, alegando que su experiencia en la atenci√≥n a personas y a cargo de tres parroquias le dan “el respaldo” para hacer esa afirmaci√≥n.

Por otra parte, acusó sentirse abandonado por su Iglesia, y enfatizó que, más allá de la homosexualidad al interior de la institución religiosa, es urgente detectar qué porcentaje de los ministros de fe son pedófilos, incurriendo en un delito.

“Despu√©s de 38 a√Īos de sacerdocio constato el abandono, el olvido por parte de quienes cre√≠ eran parte de mi familia religiosa, y el descuido de mis superiores”, lament√≥.

El vocero de los laicos de Santiago, Roberto S√°nchez, se√Īal√≥ que los dichos de Rivera responden a la falta de argumentos, pero advirti√≥ que si es capaz de declarar ante la justicia las pr√°cticas de encubrimiento de la Iglesia, podr√≠a dar pie a una investigaci√≥n mucho m√°s profunda.

“Creo que hoy d√≠a √©l est√° solo, est√° dando palos de ciego igual que el clero. Pero si es capaz de decir que las pr√°cticas de la jerarqu√≠a eclesi√°stica cuando a los sacerdotes acusados de abuso se les cambiaba de parroquia o de ciudad, yo creo que esta es la punta del iceberg para ver la realidad de esta iglesia chilena”, se√Īal√≥.

El abogado querellante de la víctima, Alfredo Morgado, coincidió en que los dichos del sacerdote sobre el mecanismo de encubrimiento por parte de los superiores de la Iglesia, podrían entregar antecedentes relevantes en la indagatoria.

Hans Scott | Agencia UNO
Hans Scott | Agencia UNO

Rivera fue acusado por un hombre de 43 a√Īos de haberlo violado en 2015, al interior de la catedral de Santiago, despu√©s de supuestamente haber sido drogado.

Seg√ļn el relato de la v√≠ctima, Daniel Rojas, la violaci√≥n ocurri√≥ cuando acudi√≥ a la Catedral en busca de ayuda para comprar un remedio para su hija. All√≠ fue atendido por Rivera, quien lo habr√≠a llevado hasta una pieza en el segundo piso del recinto. Rojas asegura que “perdi√≥ fuerza” despu√©s de beber un vaso de agua que el sacerdote le hizo tomar.

La semana pasada, el Arzobispado de Santiago inform√≥ que envi√≥ al Vaticano una solicitud para tramitar “con celeridad” la expulsi√≥n del sacerdocio de Tito Rivera, quien ya hab√≠a sido condenado can√≥nicamente el a√Īo pasado a 10 a√Īos de alejamiento del sacerdocio por otras denuncias.

Rivera ser√° formalizado el 29 de marzo en el juzgado de Garant√≠a de Rancagua, donde radican las acusaciones contra cl√©rigos acusados de abuso sexual que lleva el fiscal jefe de O’higgins, Emiliano Arias.

La Iglesia chilena enfrenta m√ļltiples denuncias de abusos sexuales de parte de sacerdotes. De acuerdo a la Conferencia Episcopal, al menos 42 sacerdotes y un di√°cono han sido condenados por la justicia civil o can√≥nica por abusos sexuales a menores.

La Fiscal√≠a, en tanto, investiga 148 casos de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia, con un n√ļmero de v√≠ctimas que alcanza las 265.

Tendencias Ahora