Nacional
Martes 05 febrero de 2019 | Publicado a las 20:11 · Actualizado a las 20:33
"Pi√Īera no se beneficiar√°": las advertencias de los premios Nobel para el Min. de Ciencia
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El desaf√≠o del nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnolog√≠a, Conocimiento e Innovaci√≥n, y de sus titulares, Andr√©s Couve y Carolina Torrealba, es grande. Con la capital mundial de la astronom√≠a en el norte de Chile, acceso privilegiado a la Ant√°rtica en el sur, amplios mares, monta√Īas, y una amplia variedad de climas, el pa√≠s parece tener una base s√≥lida para convertirse en una potencia cient√≠fica si se compromete a ello.

La mayor limitación es que este compromiso debe ser -en buena medida- económico y de largo aliento, dado que los resultados de la inversión en ciencia tienden a tardar en llegar.

Recientemente, el Gobierno fue criticado justamente en ésta área, tras adelantar que el financiamiento para el sector dependerá del crecimiento de la economía. El mundo científico reaccionó cuestionando que el enfoque estaba al revés: que el país crecería en la medida en que se invierta en ciencia y tecnología.

Durante su visita a Chile para el Congreso Futuro, el director de la Fundación Nobel, Lars Heikensten, además de cuatro premios Nobel, Brian Schmidt, Bruce Beutler, Michael Kosterlitz, y Serge Haroche, conversaron con BioBioChile sobre este escenario, la forma en que el país debe afrontar el futuro de la ciencia y la tecnología, y lo que debe esperar a partir de la experiencia internacional.

Dejar la política fuera

Sin conocer la situaci√≥n puntual de Chile, Heikensten advierte que “un buen trabajo en ciencia requiere dinero, para que te vaya bien en esta √°rea hay que estar preparados para invertir con un compromiso a largo plazo”.

“No es algo que hagas en dos o tres a√Īos, sino que tienes que construir una estructura por d√©cadas”, explica. Heikensten es un doctor en Econom√≠a que, antes de dirigir la fundaci√≥n que encabeza el galard√≥n m√°s reconocido del mundo cient√≠fico, lider√≥ el Banco Central de su natal Suiza, naci√≥n que aprovecha de usar como ejemplo. “Mi pa√≠s destina m√°s del 3% de su Producto Interno Bruto en ciencia, y los pa√≠ses que destacan en el √°rea est√°n invirtiendo en ese nivel”.

Sin embargo, no es s√≥lo el gobierno el que puede apostar en esta direcci√≥n. “El sector empresarial necesita destinar dinero a sus necesidades, y cada pa√≠s debe dedicarse o comenzar con √°reas en que tengan buen trasfondo”, sugiere.

En el caso de Chile, “tienen buen trasfondo en miner√≠a, eso parece obvio, tienen tremendos activos naturales, y trabajar en ciencia es trabajar con la naturaleza. Deben encontrar c√≥mo cooperar entre los negocios y el gobierno, porque √©sta es un √°rea en que ambos necesitan evolucionar”, sostiene.

El Nobel Prize Dialogue realizado Chile -y, por primera vez, en Latinoamérica- fue enfocado en el futuro de la educación | Agence France-Presse
El Nobel Prize Dialogue realizado Chile fue enfocado en el futuro de la educación | Agence France-Presse

Además, defiende la importancia de crear una buena infraestructura para la distribución del dinero destinado a investigación (que hasta la fecha está concentrado mayormente en Conicyt), de forma sistemática y a largo plazo, sin olvidarse de las ciencias básicas (física, biología, química).

Tambi√©n apunta a la academia -que en Chile es administrada por el Ministerio de Educaci√≥n-, sugiriendo que construir buenos cimientos en las escuelas es “muy, muy importante”.

Siendo las universidades, las empresas y el Estado los tres puntos desde los que suele venir el financiamiento, sugiere que la distribuci√≥n de los recursos debe depender de lo “promisorio” que sea cada sector.

“No s√© los detalles de Chile, pero dir√≠a que lo importante es que tengas un sistema justo en cuanto a la distribuci√≥n del dinero. Entonces, si un ministerio est√° barajando varias propuestas, tienen que ser abiertos de mente como para velar por que el dinero vaya a las √°reas m√°s prometedoras. Eso, creo, es esencial”, argumenta, agregando que la pol√≠tica deber√≠a quedar fuera de esta ecuaci√≥n.

“No deber√≠as tener asuntos pol√≠ticos envueltos en qu√© tipo de investigaci√≥n est√°s financiando. Si quieres tener buenos resultados, tienen que construir instituciones fuertes y con pensamiento a largo plazo”, argumenta.

La responsabilidad de los científicos

Por su parte, el inmun√≥logo y genetista que gan√≥ el Premio Nobel de Medicina y Fisiolog√≠a en 2011, Bruce Beutler, complementa esta idea comprendiendo la postura presentada por el Gobierno en cuanto a la relaci√≥n del crecimiento econ√≥mico con el financiamiento a la ciencia. “Ambas son ciertamente importantes, si no tienes una sociedad pr√≥spera no puedes permitirte hacer trabajo cient√≠fico espec√≠fico”, plantea.

Entonces, “una vez que tengas una sociedad pr√≥spera, a√ļn debes distribuir tu dinero con sabidur√≠a y eso es tambi√©n responsabilidad de los investigadores. El trabajo cient√≠fico debe ser una meritocracia, y el financiamiento debe ser dado en proporci√≥n de la promesa de la investigaci√≥n que es propuesta, ya sea en ciencias b√°sicas o aplicadas”.

Beutler, especialista en el sistema autoinmune, durante una charla en la Universidad Católica | @InvestigaciónUC | Twitter
Beutler, especialista en el sistema autoinmune, durante una charla en la Universidad Católica | @InvestigaciónUC | Twitter

“Eventualmente, la sociedad tiene que ver un retorno en esa inversi√≥n, o se cuestionar√°n por qu√© tenemos que darte el 2 o el 3% de nuestros impuestos para algo que puede parecer in√ļtil”, contin√ļa, para luego clarificar que “por supuesto, todo lo que ves a tu alrededor -este computador, el celular que est√°s sosteniendo-, todo fue hecho por la ciencia y la tecnolog√≠a en alg√ļn momento en un nivel muy b√°sico. La ciencia cambia el mundo y la gente dif√≠cilmente necesita m√°s ejemplos para darse cuenta de ello”.

Finalmente, se enfoca tambi√©n en otro punto que puede enturbiar el sistema: “Debe haber mucha calidad en la evaluaci√≥n de las investigaciones, sin corrupci√≥n. Eso es mortal para el financiamiento a la ciencia”.

El conocimiento “in√ļtil”

Rescatando el enfoque en las ciencias b√°sicas mencionadas por Heikensten y la forma en que √©sta sienta los cimientos para la tecnolog√≠a, Serge Haroche, Nobel de F√≠sica del 2012, recuerda que muchos descubrimientos en alg√ļn momento fueron considerado in√ļtiles, demostrando tener incre√≠bles aplicaciones con el pasar de los a√Īos.

Ejemplifica con el sistema GPS, que no habr√≠a sido posible sin las leyes descubiertas por Albert Einstein. Para esta tecnolog√≠a “recibimos se√Īales desde sat√©lites, que portan un reloj at√≥mico muy preciso, que tiene que estar coordinado con otros para que la se√Īal llegue al celular en tu bolsillo”.

Entonces, dada la distancia entre el dispositivo en tierra y el sat√©lite, se tienen que considerar variables como la demora y que el tiempo avanza distinto mientras m√°s lejos se est√° del n√ļcleo terrestre. Un error de menos de una millon√©sima de segundos ya significar√≠a una diferencia radical en la ubicaci√≥n final dada por el GPS.

Haroche ganó el Nobel con aportes en física cuántica | @NobelPrize | Twitter
Haroche ganó el Nobel con aportes en física cuántica | @NobelPrize | Twitter

“La teor√≠a de la relatividad era algo muy esot√©rico, muy te√≥rico a lo que la gente no le ve√≠a aplicaciones directas, y ha probado tener aplicaciones muy precisas como el GPS, que todos usamos sin pensarlo”, concluye su argumento.

Entonces, respecto de la inversi√≥n en ciencia, destaca tambi√©n el compromiso a largo plazo agregando que -adem√°s de las aplicaciones pr√°cticas como el GPS- traer√° beneficios “porque es una forma de entrenar a tu gente para que entiendan el valor del pensamiento racional, de probar, de atraer mentes brillantes, porque los j√≥venes son curiosos, quieren aprender sobre el mundo”.

En este sentido cuestiona que “si quieres llevarlo a cabo como una contadur√≠a argumentando cosas como que ‘no tenemos dinero’, tendr√°s un problema porque parte de la riqueza del pa√≠s no puede contarse en d√≥lares o en euros. es la mente y el esp√≠ritu de la gente, y la ciencia es el camino hacia la civilizaci√≥n humana”.

Destaca, por lo tanto, la importancia de tener un ministerio del ramo dado que “es una forma de organizar c√≥mo funciona la ciencia, trabajando con universidades, escuelas, centros de investigaci√≥n, etc. Y, por supuesto, hay que darle dinero al ministro de ciencia. Estoy seguro que √©l entiende esto”.

Pi√Īera no se beneficiar√°

El dilema del financiamiento a la ciencia y el crecimiento econ√≥mico son como el “huevo y la gallina” para Brian Schmidt, astrof√≠sico que gan√≥ el Nobel de F√≠sica en 2011 trabajando con chilenos como Jos√© Maza y Mario Hamuy.

“Necesitas dinero para invertir en investigaci√≥n, pero los retornos tardan d√©cadas en materializarse. Entonces, tienes que tener confianza e invertir a largo plazo”, plantea Schmidt.

Entonces, respecto a los cuestionamientos por la postura del Gobierno de aumentar la inversi√≥n dependiendo del crecimiento econ√≥mico. “En cierto sentido, concuerdo con los cient√≠ficos en que debes invertir est√© o no creciendo el pa√≠s, pero la inversi√≥n en investigaci√≥n y desarrollo debe ser determinada m√°s o menos por el Producto Interno Bruto del pa√≠s” plantea el actual vicecanciller de la Universidad Nacional Australiana.

Schmidt visita ocasionalmente Chile para dar charlas de astronomía | Congreso Futuro
Schmidt visita ocasionalmente Chile para dar charlas de astronomía | Congreso Futuro

Por lo tanto, sugiere alcanzar un porcentaje de entre el 0.5 y el 1% de dicho marcador, lo que es “mucho mayor que lo que Chile destina ahora mismo. Entonces, hay que apuntar a eso, pero hacerlo no dar√° beneficios a la administraci√≥n de Pi√Īera, sino a su tercer o cuarto sucesor, adem√°s de los ni√Īos de Chile cuando sean adultos”.

“As√≠ es como esto rinde frutos. Es dif√≠cil, requiere paciencia, y tienes que hacerlo por amor a tu pa√≠s”, concluye Schmidt.

El otro huevo y la gallina

El Premio Nobel de F√≠sica del 2016, Michael Kosterlitz, tambi√©n busca ser conciliador entre las dos posturas, destacando un ejemplo literalmente medieval. “Si lo piensas, durante la edad media en Europa, el conocimiento cient√≠fico estaba restringido a los monasterios, en que los monjes eran cient√≠ficos con poco financiamiento”.

“Lo que quiero decir es que la ciencia seguir√° avanzando sin importar qu√©, porque hay gente tan curiosa que van a investigar de todas formas, pero en ese caso el progreso y el paso de la ciencia b√°sica a la aplicada ser√° lento”, argumenta.

Kosterlitz ha descubierto propiedades de la materia en las escalas m√°s peque√Īas | Agence France-Presse
Kosterlitz ha descubierto propiedades de la materia en las escalas m√°s peque√Īas | Agence France-Presse

De esta forma, rescatando lo comentado por Haroche sobre el conocimiento in√ļtil, sostiene que avanzar en ciencia b√°sica tiende a ser fundamental para desarrollar aplicaciones.

Un ejemplo relativamente reciente en que esto, explica, fue la relación entre la invención de la máquina de vapor y el descubrimiento de las leyes de la termodinámica. En este caso, la invención vino primero, pero el fundamento teórico llegó a complementarla y mejorarla.

Y sobra detallar c√≥mo esto cambi√≥ el mundo: “lo usamos para transportar gente y dar energ√≠a a mucha industria, y hasta la actualidad es importante porque sin comprender c√≥mo funciona la termodin√°mica no tendr√≠amos dispositivos tan sofisticados como los tel√©fonos celulares. Todos tienen uno o dos, pero sin la comprensi√≥n te√≥rica no existir√≠an. Nadie podr√≠a hacer uno por accidente”.

Tendencias Ahora