Los diputados comunistas Boris Barrera y Daniel Nuñez acudieron a la Contraloría General de la República para presentar un requerimiento que busca impugnar la designación del excontralor Ramiro Mendoza como presidente del Consejo para la Modernización del Estado.

Esto, debido a que el abogado representa a Aguas Andinas en una demanda contra el fisco.

También por el rol que tuvo Mendoza en el millonario fraude en Carabineros, anulando en 2010 un sumario que pudo detectar la malversación.

Así lo señaló Becerra, quien dijo que existe una clara falta de probidad del excontralor para presidir la instancia modernizadora.

El grupo está integrado por 13 consejeros y tiene como propósito asesorar al Gobierno en materias de reforma, actuando como órgano consultivo del mandatario Sebastián Piñera, quien nombró a Mendoza luego de su colaboración en la campaña presidencial.

La información es de María José Ulloa.