Con un acabado análisis del comportamiento climático de la última temporada, la Dirección Meteorológica de Chile entregó un boletín con el pronóstico de la época estival, entre el presente mes y febrero de 2019.

El organismo adelantó que pese a la primavera lluviosa, este verano vendrá más seco de lo habitual.

No obstante, con lo anterior no declararon ausencia de precipitaciones, mas sí un nivel bajo lo normal entre las regiones del Maule y Los Lagos.

Precipitaciones

Así, indicaron que se esperan menos de 9 mm de lluvia para Curicó, menos de 61 mm para Chillán y menos de 68 mm en Concepción.

El pronóstico se repite también en las zonas altiplánicas, donde habitualmente se perciben precipitaciones en el Norte Grande, producto de la “actividad convectiva” de la época y la alta presión de Bolivia, más conocida como “invierno boliviano”.

De esta manera, se esperan menos de 148 mm de lluvia en Visviri y 78 mm en Putre.

En tanto, en el extremo sur, si bien la región de Aysén se cuadra con el pronóstico de sequía, Punta Arenas proyecta estar dentro de los parámetros normales e incluso sobre éstos.

Temperatura

Respecto de la temperatura máxima, se estima que entre Arica y Copiapó los topes de calor estarán sobre lo normal, al igual que entre Pudahuel y Chillán, y en Temuco.

Sin embargo, Punta Arenas vuelve a marcar la diferencia, pues es la única estación que estima estar normal, o bajo lo normal, al igual que con sus temperaturas mínimas.

Mientras, el resto del país se encontrará en rangos normales o, posiblemente, sobre lo normal.

En torno a la temperatura mínima, sólo Arica, Iquique, Antofagasta, Pudahuel, Santiago y Curicó estarían sobre lo normal.

A continuación, se puede revisar el boletín completo con el detalle de cada estación: