Nacional
Viernes 07 septiembre de 2018 | Publicado a las 17:20 · Actualizado a las 17:27
Y a prop√≥sito de Bolsonaro...¬Ņqu√© pas√≥ con Fulvio Rossi?
Publicado por: Guido Focacci
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Este jueves fue apu√Īalado el candidato presidencial de la ultraderecha brasile√Īa, Jair Bolsonaro.

El político permanece en un hospital de Minas Gerais, tras ser ingresado con un cuadro vital complejo: una hemorragia interna, tres perforaciones en el intestino delgado, una lesión grave en el intestino grueso y otra en una vena del abdomen.

Tras ser intervenido, su estado era ‚Äúestable por el momento‚ÄĚ, indic√≥ el √ļltimo parte m√©dico.

Estos hechos recordaron rápidamente a la situación denunciada en noviembre de 2017 por el entonces diputado de la región de Tarapacá, Fulvio Rossi.

El 15 de aquel mes, Rossi constató en el hospital, una lesión abdominal y un TEC, acusando ser víctima de un ataque al interior de su comando en Iquique. Luego de llegar por sus propios medios al recinto hospitalario, el médico traumatólogo fue internado.

Seg√ļn la versi√≥n del parlamentario, una persona con el rostro descubierto, pero usando una capucha, lo atac√≥ luego de llegar a su comando, donde concurri√≥ alertado de la destrucci√≥n de material de propaganda que guardaba en el lugar.

Rossi, adem√°s, declar√≥ que el agresor ten√≠a acento extranjero y que era de raza negra. Dato que, seg√ļn √©l, confirmar√≠a las amenazas que recibi√≥ en semanas previas, una de ellas escrita con letras recortadas en una receta m√©dica del propio senador.

El hecho de inmediato causó repercusiones, sobre todo en el mundo político, dando pie a numerosas muestras de apoyo y repudio transversal al ataque.

No obstante, el diputado por la zona, Hugo Guti√©rrez, cuestion√≥ la versi√≥n de Rossi y plante√≥ las primeras dudas sobre un supuesto ‚Äúautoatentado‚ÄĚ. “Nos trae a la memoria al C√≥ndor Rojas”, dijo aquel d√≠a.

‚ÄúNo s√≥lo invent√≥ un autoatentado homicida por parte de dos ciudadanos colombianos. Envi√≥ a su propio hijo a entregar la identidad de una persona que pertenec√≠a al comando de campa√Īa de su opositor‚Äú, acus√≥.

Franco Rossi, hijo del entonces candidato, asegur√≥ que a su padre le pegaron con un objeto contundente y luego lo apu√Īalaron. “Lo √ļltimo que supe fue que le dijeron ‚Äėte lo advertimos‚Äė‚ÄĚ, denunci√≥ a los medios, antes de ir a las autoridades con la supuesta identidad del agresor, entregada por quienes habr√≠an sido testigos de su huida.

Todo ello apuntando a un brigadista del ganador, en definitiva, de la elección desarrollada días después, Jorge Soria.

Paula Afani, que se desempe√Īaba como jefa comunicacional de Fulvio Rossi, confirm√≥ despu√©s que el candidato hab√≠a recibido amenazas en los d√≠as previos y que hab√≠an hecho la √ļltima denuncia en Fiscal√≠a, agregando que estas agresiones se deb√≠an ‚Äúb√°sicamente por su pol√≠tica ofensiva contra las migraciones‚ÄĚ.

‚ÄúNo me dejar√© amedrentar. El otro d√≠a ciudadanos extranjeros intimidaron a mi hijo con disparos al aire. Seguir√© adelante con mis propuestas en materia migratoria‚ÄĚ, hab√≠a publicado el propio Rossi d√≠as antes en sus redes sociales.

Cristian Vivero | Agencia  UNO
Cristian Vivero | Agencia UNO

Adem√°s, otros cuestionamientos se sumaron por el hecho de que Rossi se intern√≥ en la Unidad de Cuidados Intermedios (UCI) de la Cl√≠nica Iquique, por recomendaci√≥n de su colega Ra√ļl Romero, luego de ser dado de alta tras ser diagnosticado con una lesi√≥n de 7 mil√≠metros considerada como herida menos grave, y un TEC simple o leve, seg√ļn la calificaci√≥n del Servicio M√©dico Legal.

Respecto a la decisi√≥n del parlamentario de trasladarse hasta la Cl√≠nica Iquique, luego de haber sido atendido en el hospital regional, el fiscal Gonzalo Guerrero acot√≥ que ‚Äú√©l fue dado de alta (en el hospital). Ahora, las circunstancias, las motivaciones, el porqu√© en este momento est√° en una cl√≠nica de Iquique lo desconozco‚ÄĚ.

Mientras, la Fiscal√≠a de Tarapac√° encomend√≥ las primeras diligencias para determinar lo sucedido, incluyendo las pericias a un cuchillo encontrado en el sitio del suceso. Adem√°s, personal de Carabineros se dedic√≥ a revisar las c√°maras de seguridad aleda√Īas al comando.

La idea era reconstruir minuto a minuto lo sucedido esa ma√Īana del 15 de noviembre, usando los registros audiovisuales.

Los hechos que se conocen hasta ahora, m√°s que aclarar, aumentan las interrogantes.

El registro de las cámaras de seguridad indican que a eso de las 11:02 horas, unos brigadistas salen a la calle principal, y dos minutos mas tarde, se ve a un vehículo negro trasladando a Rossi hasta el hospital de Iquique. Poco después, a las 11:13 horas, una ambulancia del SAMU llegó al lugar, siendo despachada por los brigadistas debido a que el senador ya no estaba en el lugar.

Las tres c√°maras del Centro de Control y Vigilancia de la Municipalidad de Iquique, no obstante, no dan cuenta del supuesto sospechoso -de raza negra- en los alrededores del comando, seg√ļn confirm√≥ el propio fiscal jefe de Iquique, Gonzalo Guerrero.

Las im√°genes, que van desde las 08:45 horas, tampoco muestran alg√ļn indicio de entrada al lugar de una persona con esas caracter√≠sticas, como tampoco de la salida abrupta o huida del lugar. Asimismo, no existen denuncias de vecinos sobre un eventual escape por los techos o propiedades aleda√Īas.

“Imag√≠nese que las c√°maras las maneja Soria, con eso le digo todo”, hab√≠a argumentado por Twitter Rossi.

A esto √ļltimo, se suma que el peritaje del Laboratorio de Criminal√≠stica de Carabineros realizado al cuchillo encontrado en el sitio del suceso, descart√≥ la presencia de sangre humana.

‚ÄúQu√© relevancia puede tener si hay heridas que fueron acreditadas. Habr√°n periciado la camisa que llevaba puesta‚ÄĚ, manifest√≥ Rossi, quien dio a entender que podr√≠a ser otro cuchillo.

El fiscal Gonzalo Guerrero, sostuvo que ‚Äúsobre el cuchillo encontrado en el lugar de los hechos, las pericias del Labocar establecieron que los restos encontrados en el mismo, no amplificaron como sangre humana‚ÄĚ.

Hans Scott | Agencia UNO
Hans Scott | Agencia UNO

El Gobierno -de Michelle Bachelet-, a trav√©s del Ministerio del Interior y Seguridad P√ļblica, present√≥ una querella por los delitos de atentado contra la autoridad y lesiones menos graves, sufridos por el exsenador en la ciudad de Iquique.

La acción judicial fue interpuesta ante el Juzgado de Garantía de Iquique y busca establecer la responsabilidad del autor o autores de la agresión sufrida por el parlamentario.

BioBioChile se comunic√≥ con la Fiscal√≠a de Tarapac√°, donde se inform√≥ que la investigaci√≥n sigue vigente, a la espera de unas √ļltimas diligencias. Posterior a ello, el fiscal Gonzalo Guerrero decidir√° al futuro de la causa.

De todas maneras, nadie ha sido detenido a raíz de estos hechos.

Por su parte, Fulvio Rossi no contest√≥ a los m√ļltiples llamados efectuados por este medio.

Cabe recordar que el primer semestre de este a√Īo, Rossi retom√≥ el ejercicio de la medicina. Primero recibiendo una mano de Jaime Ma√Īalich, exministro de Salud durante el primer gobierno de Sebasti√°n Pi√Īera, quien lo invit√≥ a realizar una pasant√≠a en el √°rea de Traumatolog√≠a de la Cl√≠nica Las Condes, donde el exsecretario de Estado es gerente general.

Luego de ellos, el exsenador se fue al Hospital El Salvador para trabajar formalmente.

Cuando el caso empezaba a olvidarse, en mayo, un reportaje publicado por la revista Sábado, volvió a poner el tema en el tapete, con una entrevista a un brigadista de confianza de Rossi, que incluso habría sido de los primeros en auxiliarlo.

Se trata de Piero Rosas, quien se encontraba en las cercanías del comando cuando sucedió el supuesto ataque.

‚ÄúMe imagin√© lo peor cuando lo vi (‚Ķ) √Čl dec√≠a que estaba bien, pero se notaba que estaba mal, por lo menos choqueado con lo que hab√≠a pasado. Le pregunt√© cu√°ndo pas√≥ y me dijo no sab√≠a, porque hab√≠a perdido el conocimiento por el momento‚ÄĚ, se√Īal√≥.

Sin embargo, un detalle le llam√≥ poderosamente la atenci√≥n. ‚ÄúEra muy raro verlo ah√≠. Iba muy poco, porque, como √©l dec√≠a, ten√≠a a su gente que se encargaba de las cosas peque√Īas‚ÄĚ.

‚ÄúPara qu√© voy a mentir (‚Ķ) Es una posibilidad que se lo haya hecho √©l mismo. Quiz√° √©l, en su inocencia, dijo: ‚ÄėMe apu√Īalo y la gente por l√°stima me va a hacer ganar”‚ÄĚ, reflexion√≥ Rosas.

Tendencias Ahora