Nacional
Mi茅rcoles 08 agosto de 2018 | Publicado a las 23:03 路 Actualizado a las 23:23
Sindicato de Escondida justifica dichos de Tapia y amenaza con acciones por filtraci贸n
Publicado por: Alberto Gonz谩lez La informaci贸n es de: Comunicado de Prensa
驴Encontraste alg煤n error? Av铆sanos visitas

El vocero del Sindicato de Escondida, Carlos Allendes, sali贸 al paso de las cr铆ticas por la cuestionada frase del presidente de la organizaci贸n, Patricio Tapia, mientras se dirig铆a a los socios en una asamblea interna de la organizaci贸n.

Recordemos que el timonel levant贸 una dura controversia luego de revelar parte de una conversaci贸n con un coordinador de la divisi贸n socio sindical del Ministerio del Trabajo.

鈥淵 me dijo 鈥榥o pueden hacer eso. Van a cagar al pa铆s鈥. Lo 煤nico que atin贸 a decir fue van a cagar al pa铆s, y 驴qui茅n ve por nosotros? Entonces, 隆que se vaya el pa铆s a la chucha!鈥, asegur贸.

Al respecto, Allendes asegur贸 que hay que “contextualizar” los dichos de Tapia con las supuestas presiones que reciben, reclamando que se les descalifica por el millonario bono de t茅rmino de conflicto de $11,5 millones.

鈥淓n esta lucha, como dijo Patricio, 驴qui茅n ve por nosotros? Nos exigen responsabilidad con el pa铆s, 驴acaso quieren que por el bienestar del pa铆s aceptemos que nos quiten beneficios? No vamos a tolerar presiones de estos poderes f谩cticos que sirven a la empresa鈥, se帽al贸.

Respecto de las consecuencias para el pa铆s, Allendes reconoci贸 que un mes de huelga en Escondida implican cerca de 40 millones de d贸lares menos en impuestos.

No obstante, apunt贸 a que una huelga provoca un alza en el precio del cobre y por consiguiente, un aumento en los ingresos para la estatal Codelco.

“Ese dinero no se va al extranjero, se queda en Chile. Pero esto no se dice, ya que los intereses que se esmeran en descalificar a los trabajadores, son los mismos que les encantar铆a privatizar a Codelco鈥, afirm贸.

鈥淪on esos intereses los que est谩n detr谩s de la grabaci贸n y difusi贸n p煤blica de una asamblea privada, lo que constituye un delito. Vamos a averiguar qui茅n grab贸, pero ya sabemos el medio y la periodista que difundi贸 la grabaci贸n de conversaciones privadas. Hacia ellos ir谩n las primeras acciones鈥, amenaz贸.

Tendencias Ahora