Nacional
Lunes 30 abril de 2018 | Publicado a las 11:09
Estudio revela que cambio clim√°tico genera que bosques nativos chilenos liberen CO2
Publicado por: Emilio Lara
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los resultados de un estudio realizado durante dos a√Īos, a partir de 2013 en el bosque templado de la estaci√≥n biol√≥gica Senda Darwin en Chilo√©, revelaron que el bosque nativo chileno, debido al cambio clim√°tico, almacena di√≥xido de carbono (CO2), pero tambi√©n lo libera bajo ciertas condiciones meteorol√≥gicas.

La investigaci√≥n fue publicada en la revista especializada Ecosphere y dio cuenta de la “alta sensibilidad a cambios clim√°ticos” que tienen estos ecosistemas a los cambios en el clima.

Seg√ļn explic√≥ el acad√©mico de la casa de Bello e investigador del IEB, Jorge P√©rez, estos bosques absorben carbono incluso en invierno “cuando las temperaturas lo permiten. Sin embargo, esto tambi√©n implica que en verano el bosque emite carbono, particularmente cuando no llueve y el suelo est√° muy seco‚ÄĚ, detall√≥.

‚ÄúEl cambio clim√°tico har√° a nuestro pa√≠s m√°s c√°lido y seco. Esto podr√≠a impactar seriamente estos ecosistemas que no est√°n adaptados a estas nuevas condiciones. (…) Ser√≠a interesante poder monitorear el resto de los ecosistemas de Chile y tener nuestra propia red de sitios de estudios a largo plazo sobre flujos de carbono y otros gases de efecto invernadero‚ÄĚ, a√Īadi√≥ el acad√©mico.

Daniel Casado (IEB)
Daniel Casado (IEB)

Sin embargo, la intervención humana incide con mayor fuerza en las concentraciones de carbono principalmente por la tala, mortalidad y reemplazo de árboles por la actividad forestal en base a monocultivos, los incendios y la agricultura.

Las anteriores son “actividades que aumentan las emisiones de CO2 en la atm√≥sfera y provocan, a su vez, el calentamiento del clima”, indic√≥ el tambi√©n investigador del IEB y acad√©mico de la Universidad Cat√≥lica, Juan Armesto.

“Este estudio es muy relevante porque los bosques nativos de Chile est√°n siendo degradados o eliminados para usar el suelo con fines agr√≠colas o para ser reemplazados por plantaciones forestales”, dispar√≥ Armesto.

Para la medición, los académicos utilizaron dos torres con sensores para medir flujos de CO2 entre el bosque y la atmósfera con el objetivo de calcular el balance del gas y las diferencias entre capturas y emisiones.

La primera torre, de 42 metros, se ubicó en el bosque en cuestión. La segunda, en tanto, fue instalada en una turbera -un tipo de humedal ácido de origen glaciar- en el norte de la isla.

“Ambos ecosistemas poseen una gran capacidad para almacenar carbono en comparaci√≥n a otros del sur de Chile, adem√°s de ser fundamentales para la regulaci√≥n del ciclo h√≠drico. No obstante, tanto los bosques como las turberas se encuentran cada vez m√°s amenazados por la actividad humana”, sentenciaron en el estudio.

Primera torre de medición. Daniel Casado (IEB)
Primera torre de medición. Daniel Casado (IEB)
URL CORTA: http://rbb.cl/k1fq
Tendencias Ahora