Nacional
Martes 10 abril de 2018 | Publicado a las 11:03 · Actualizado a las 12:00
Fanática de cirugías y joyas: mujer estafó en $3 mil millones y se dio la gran vida ABC1
Publicado por: Verónica Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las fotos de Carolina Leiva, una chilena de 34 a√Īos, desde hace poco m√°s de un a√Īo comenzaron a aparecer en las p√°ginas policiales con su seud√≥nimo de “Scarlett Johansson”. Sin embargo, las redacciones no ahondaban en su parecido con la actriz de Hollywood: la noticias eran por sus fraudes, que le permitieron llevar una vida de lujos y codearse con los “ricos y famosos” de nuestro pa√≠s.

Sus estafas ascienden a $3 mil millones y sus víctimas fueron transversales: clínicas estéticas, joyerías, tiendas, familiares, particulares, bancos y taxistas.

En marzo de 2017 fue detenida por primera vez tras romper medidas cautelares en su contra, entre ellas, el arresto domiciliario, tal como se aprecia en el video que encabeza esta nota.

La primera semana de abril de este a√Īo, Leiva fue condenada a “5 a√Īos de presidio en juicio abreviado”, pena que cumplir√° en libertad vigilada, seg√ļn detall√≥ diario La Cuarta. La determinaci√≥n judicial la obligar√° a firmar peri√≥dicamente, acreditar domicilio, un trabajo o estudios.

Se trata de una pena más alta que las aplicadas en general por delitos económicos, por lo que podría haber una apelación.

“ABC1”

El fiscal jefe de la Fiscal√≠a de Alta Complejidad Oriente, Felipe Sep√ļlveda, detall√≥ al matutino que la mujer sac√≥ provecho de su buena apariencia para sumergirse en un mundo de lujos y de gente acomodada econ√≥micamente. Resid√≠a en Vitacura, conduc√≠a autom√≥viles costosos, usaba joyas y vestuarios de alto valor.

“Ella viv√≠a una vida con bastante ostentaci√≥n y lujo, raz√≥n por la cual gastaba mucho”, relat√≥. Adem√°s, record√≥ que cuando Leiva vulner√≥ el arresto domiciliario “sigui√≥ delinquiendo”, lo que evidenci√≥ un “comportamiento compulsivo”.

Sep√ļlveda a√Īadi√≥ que “Scarlett Johansson” ten√≠a debilidad por las joyas y por los eventos sociales donde acud√≠an famosos.

Una nota de prensa de Televisión Nacional sumó antecedentes: la mujer fingía tener profesión, realizaba grandes compras con cheques sin fondos o de cuentas cerradas -incluso adquirió propiedades- y tenía varias deudas con clínicas estéticas.

La policía la describió como simpática y muy preocupada por su apariencia.

Incluso, una vez le aseguró a un taxista que era funcionaria de la Fiscalía de Las Condes y que el organismo pagaría los constantes viajes. El hombre le creyó y nunca intuyó que en realidad movilizaba a alguien que debía firmar ante los Carabineros de esa comuna. La deuda por esos traslados sobrepasó los $337.000.

Por √ļltimo, en un archivo de 2017, Chilevisi√≥n sostuvo que la mujer entr√≥ “a influyentes c√≠rculos sociales en donde se code√≥ con reconocidas actrices nacionales. Con esto, persuad√≠a a las v√≠ctimas que era una socialit√©”. A trav√©s de Instagram se jactaba de su estilo de vida. Su cuenta en esa red social ya no est√° operativa.

Tendencias Ahora