Nacional
Condenan a médico a millonaria indemnización tras negligencia que costó vida de nonato
Publicado por: Guido Focacci La información es de: Poder Judicial
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte Suprema condenó a un médico a pagar una indemnización de $15.441.250 a una paciente cuyo hijo nació muerto, debido a la negligencia en la atención brindada a la embarazada, en diciembre de 2011, en La Serena.

En fallo dividido, la Tercera Sala del máximo tribunal estableció la responsabilidad del médico por infracción a la lex artis, pero descartó responsabilidad del Servicio de Salud de Coquimbo, tras establecer que el actuar negligente se produjo en consulta privada del doctor.

“(…) el facultativo tratante adem√°s de haber sido demandado bajo las normas generales del derecho com√ļn, incurri√≥ en una conducta da√Īosa perpetrada en su consulta privada y con medios materiales propios, ello pese el haber sido derivada la paciente a su consulta desde el propio servicio, el cual a fortiori y tal como se ha advertido, tampoco fue emplazado bajo estos autos. Que, por todos estos motivos, es que deber√° excluirse la posibilidad de que el demandado haya sido emplazado en calidad de funcionario p√ļblico, as√≠ como el que el Estado Fisco pudiere llegar a ser responsable por el actuar antijur√≠dico del primero, que pudiere determinarse en los considerando ulteriores”, sostiene el fallo.

El fallo

La resoluci√≥n agrega que las acciones y omisiones cometidas y que produjeron el resultado da√Īoso fueron: “el haber experimentado dificultades de diagn√≥stico al tratar a la paciente en su consulta privada el 24 de diciembre de 2011, en cuanto en dicha oportunidad no advirti√≥ el padecimiento de una anemia aguda sufrida por la paciente la cual fue diagnosticada a tan solo 3 d√≠as despu√©s, esto es el 27 de noviembre de 2011, al momento de practicarse la ces√°rea mediante la cual se extrajo el cad√°ver del nonato; el haber dejado de practicar u ordenar la pr√°ctica de ex√°menes esenciales como lo es hemograma, el cual habr√≠a permitido advertir la presencia de un cuadro an√©mico en la paciente y de este modo vislumbrar la necesidad de inducir su parto mediante la ces√°rea, o el doppler, pese a poseer en su consulta un equipo doppler y laboratorio para revisar a las clientas embarazadas; el haber formulado un diagn√≥stico en base a la historia cl√≠nica mas no en los ex√°menes que debi√≥ efectuar, entre otros aquellos ya referidos; y el haber omitido la orden de adelantar el parto de la actora, lo cual pudo evitar el fallecimiento del nonato considerando que al momento de la atenci√≥n el mismo se encontraba con signos vitales, decisi√≥n que pudo adoptar atendido a que la viabilidad del nonato as√≠ como su desarrollo de 38 semanas de gestaci√≥n no pugnaba con el protocolo contenido en la Gu√≠a Cl√≠nica para la Prevenci√≥n del Parto Prematuro del MINSAL, la cual tiene como objetivo entre otros, el reducir la prematurez menor o igual a las 32 semanas”.

“(…) en cuanto en su calidad de m√©dico especialista gineco-obstetra debi√≥ advertir, en primer lugar, el que la actora padec√≠a un cuadro an√©mico el cual no fue advertido, y en segundo lugar, debi√≥ prever las consecuencias adversas que el mismo pudo ocasionar no s√≥lo en la salud de la actora sino en la salud y vida del nonato, efectos adversos sobre su desarrollo y vida que se encuentran claramente comprendidos dentro de su esfera de especialidad”, agrega el fallo.

“(‚Ķ) a mayor abundamiento deber√° tenerse en consideraci√≥n el deber agravado de cuidado que recay√≥ sobre el m√©dico tratante en las atenciones y cuidados que brind√≥, o debi√≥ brindar, a la actora, ello atendidas a diversas circunstancias que determinaron dicho agravamiento, entre ellas, el hecho de haber atendido a la paciente durante todo el embarazo; las circunstancias de riesgo que caracterizaron el embarazo de la actora, entre ellas el hecho de haber tenido 41 a√Īos al momento de los hechos objeto de autos; los diagn√≥sticos iniciales desfavorables para engendrar; as√≠ como la grave sintomatolog√≠a presentada”, a√Īade.

Tendencias Ahora