Nacional
M√°s all√° de Jadue: Los negocios detr√°s del f√ļtbol chileno que investiga Fiscal√≠a
Publicado por: Guido Focacci
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“Estoy absolutamente convencido de que la fama y el dinero son valores intrascendentes. Pasa que claro, nos los describen con un peso tan significativo que parecer√≠a imposible resistirse a valorarlos. Creo que el esp√≠ritu amateur, el amor hacia la tarea, es lo √ļnico que vuelve satisfactorio el tr√°nsito por el trabajo (…) Yo tengo un profundo amor por el f√ļtbol, por el juego, por la esquina, por el bald√≠o, por el picado, por la pelota. Y desprecio todo lo a√Īadido, todo lo que le fueron agregando para convertirlo extra√Īamente en deseado”.

Las anteriores son palabras de Marcelo Bielsa, exdirector t√©cnico de la selecci√≥n nacional, que simbolizan como la esencia del f√ļtbol -as√≠ como de tantas otras actividades- ha sido capturada por y para el inter√©s de unos pocos.

Lee tambi√©n: Nueva arista del “Caso Barnechea”: FNE investiga un cartel en el f√ļtbol nacional

Sergio Jadue es a√ļn el s√≠mbolo de como las operaciones econ√≥micas fraudulentas se apoderaron de la Asociaci√≥n Nacional de F√ļtbol Chileno (ANFP), la Fiscal√≠a de Alta Complejidad a√ļn contin√ļa las diligencias para determinar el alcance de sus gestiones artificiosas.

Sin embargo, desde abril pasado, el fiscal Carlos Gajardo ha ampliado la mira. Hoy tambi√©n captan su atenci√≥n otros dirigentes del f√ļtbol criollo que, sentados en la misma mesa de “altos mandos”, vieron en los clubes sobreendeudados una lucrativa posibilidad de negocios. Seg√ļn public√≥ la revista Qu√© Pasa, un informe de 17 p√°ginas entregado por la PDI al Ministerio P√ļblico encendi√≥ las alertas del persecutor, que hoy destina recursos a la precisi√≥n de sospechosos mecanimos financieros al interior del f√ļtbol chileno.

El factoring

¬ŅC√≥mo es posible que quiebren clubes nacionales cuando todos los meses la ANFP reparte millonarias ganacias obtenidas a trav√©s de los derechos del Canal de F√ļtbol (CDF)?

Al tratarse de clubes sobreendeudados estos no tienen acceso a cr√©dito en los bancos tradicionales, pues est√°n catalogados como sujetos de alto riesgo. Y eso lo entiendieron a la perfecci√≥n los due√Īos de la empresa de FactorOne, Felipe Mu√Īoz y Jorge S√°nchez, quienes desde 2009 poseen tambi√©n el 51% de las acciones de Club Deportes Copiap√≥, quebrado en aquel entonces.

Con dicha compra de acciones, Felipe Mu√Īoz logr√≥ sentarse en el consejo de presidentes de la ANFP y se percat√≥ de la oportunidad de negocio: entregar a sus pares cr√©ditos contra la factura que los clubes de Primera Divisi√≥n y Primera B recib√≠an religiosamente del CDF.

‚ÄúAl llegar me doy cuenta de que todos los clubes ten√≠an problemas financieros y que nadie les prestaba plata y que hab√≠a un instrumento financiero que era sujeto de hacer factoring. Ah√≠ dije ‚Äėconozco la din√°mica de adentro del consejo, conozco c√≥mo se comportan los pagos y comenzamos a hacer esos cr√©ditos‚Äô‚ÄĚ, explica Mu√Īoz a la mencionada revista.

FactorOne se transform√≥ as√≠ en la primera en operar, con tasas crediticias que se mov√≠an en torno al 2% y 4%. Nadie parec√≠a percatarse de un conflicto de intereses que hoy parece evidente: Quienes prestan dinero a los clubes son los mismos que se sientan a tomar decisiones que afectan directamente sus finanzas y que, en algunos casos, compran a “equipos” en quiebra; como sucedi√≥ con Club de Deportes Antofagasta, adquirido en 2012 por el socio de Mu√Īoz, Jorge S√°nchez, por medio de la Sociedad Inmobiliaria e Inversiones Laguna Funding Limitada. O como podr√≠a suceder si S√°nchez compra Rangers de Talca, quien tiene deuda pendiente con FactorOne.

Conflicto de interés

Con el supuesto objetivo de ayudar a los clubes endeudados a pagar a sus acreedores, la ANFP solicit√≥ en 2013 un cr√©dito de US$30 millones al banco BBVA; dinero que reparti√≥ luego seg√ļn las necesidades de cada instituci√≥n.

El cuestionamiento reside hoy en que muchas de esas deudas era precisamente con empresas de factoring. Por ejemplo, FactorOne acusa recibo de US$5 millones en pagos hechos en dicha ocasión: algunos de sus deudores en aquel entonces eran Deportes Concepción, Coquimbo Unido, Deportes Copiapó, Deportes Antofagasta, Barnechea, Naval y San Marcos de Arica.

Otro ejemplo claro de este conflicto de interés se manifiesta en la fijación de las cuotas de incorporación y de indemnización que reciben los clubes que bajan y suben de una división a otra.

‚ÄúLa cuota de incorporaci√≥n de 50 mil UF, que fue un invento de Jadue, es para tener a quien prestarle plata cuando sube y, en el caso contrario, la cuota de indemnizaci√≥n, es para asegurar el pago de deudas cuando bajan. No se sabe si esas decisiones se toman para tener c√≥mo recuperar las colocaciones o por el inter√©s general del club‚ÄĚ, asegur√≥ a Qu√© Pasa una fuente al interior de la ANFP.

Cabe mencionar que FactorOne declaró que ya no realiza este tipo de operaciones financieras, a pesar de defender su legalidad.

Tendencias Ahora