Nacional
La polémica carta de Miguel Krassnoff: “Jamás aceptaré ser tratado de violador de DDHH"
Publicado por: Carolina Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El 7 de noviembre, el brigadier Miguel Krassnoff Martchenko, reaccion√≥ al nuevo rechazo de su solicitud de libertad condicional. En una carta, el militar condenado a m√°s de 400 a√Īos de presidio, asegura que ‚ÄúJam√°s aceptar√© ser tratado de violador de DD.HH., torturador u homicida‚ÄĚ.

‚Äú¬ŅQu√© justicia es esta que tiene que inventar ficciones y pedir excusas por situaciones dolorosas ocurridas en un contexto tan tr√°gico como el que nos llev√≥ hace m√°s de 40 a√Īos atr√°s a la anarqu√≠a, el terrorismo y la violencia generalizada que se viv√≠a en Chile? Incomprensible‚ÄĚ, comienza la misiva de 4 carillas a la que tuvo acceso El D√≠namo.

Seg√ļn el exmiembro de la Direcci√≥n de Inteligencia Nacional (DINA), ‚Äúuna vez m√°s se ha actuado con ilegalidad, injusticia, irrespeto a las leyes vigentes, incumplimiento al Estado de Derecho y con premeditada actitud negativa contra mi persona que raya en una abierta prevaricaci√≥n, al hacer uso y abuso de extra√Īos resquisios (sic) legales (concepto de muy tristes y tr√°gicos recuerdos en la historia reciente de Chile) mediante los cuales le tuercen con incalificables intenciones la letra y el esp√≠ritu a la Ley para rechazar mi libertad‚ÄĚ.

‚ÄúTodas las condenas que he recibido corresponde a determinados a√Īos y estas NO SON SUMATORIAS, pues conforme a la Ley, ya deber√≠an haber sido acumuladas transform√°ndose mi situaci√≥n en solo una o dos condenas, cosa que no ha ocurrido (sic)‚ÄĚ, agrega.

Krassnoff adem√°s critica los aspectos considerados para que un condenado pueda optar a la libertad condicional, como la conciencia del delito y del da√Īo ocasionado, o la eventual motivaci√≥n al cambio. ‚Äú¬°Todas esas ordinarieces conceptuales que se permiten se√Īalar estas personas, que jam√°s me han conocido, las rechazo categ√≥ricamente, motivo por el cual las descarto de mi an√°lisis por no tener relaci√≥n alguna con mi persona!‚ÄĚ, subraya.

“Como oficial subalterno del Ej√©rcito de Chile, junto a los subalternos de la √©poca, combat√≠ a cara descubierta a terroristas de comprobada criminalidad que cometieron los delitos m√°s atroces en contra de la sociedad chilena toda, mucho antes del pronunciamiento militar del a√Īo 1973. Si haberlos enfrentado en el cumplimiento de mi convencidas (sic) misiones de militar y haber logrado aportar con mis acciones a su neutralizaci√≥n y de paso haber actuado en defensa propia sobreviviendo a sus ataques arteros y sorpresivos le llaman ‚Äėinsuficiente conciencia del delito y del da√Īo ocasionado‚Äô, pues est√°n totalmente equivocados. El da√Īo real me lo ocasionaron esos violentistas a m√≠, a mi familia, a mis subalternos y a sus respectivas familias‚ÄĚ, explica.

‚ÄúYo no obligu√© a nadie a hacer uso ilegal y clandestino de las armas y a enfrentarse arteramente con la autoridad. Si esos extremistas as√≠ lo resolvieron, all√° ellos pues recibieron una respuesta acorde a su dislocada e irresponsable conducta. ¬ŅEse es el cargo de ‚Äėda√Īo causado y tener insuficiente conciencia del delito‚Äô? ¬°Hip√≥critas y cobardes! No acepto, ni aceptar√© jam√°s cargos como esos, pues nunca comet√≠ delito alguno en la comisi√≥n de mis misiones militares‚ÄĚ, remarca.

El brigadier tambi√©n dedica p√°rrafos al ‚Äúotro tipo de v√≠ctimas inocentes de toda la se√Īalada violencia y criminalidad desatada por los terroristas‚ÄĚ. “Sus padres, sus hijos, sus esposas que en la mayor√≠a de los casos jam√°s sospecharon que alguno de los integrantes de sus familias eran terroristas. Si, ellos recibieron un enorme da√Īo, producto de los desvar√≠os ideol√≥gicos y dogm√°ticos de sus respectivos parientes. Lo siento por ellos‚ÄĚ, agrega.

“Soy y ser√© inocente de todos los cargos que me han imputado a la fecha, al igual que mis subalternos de anta√Īo. Jam√°s aceptar√© ser tratado como violador de los derechos humanos, torturador o haber cometido homicidio contra persona alguna. El solo an√°lisis de esta situaci√≥n puntual as√≠ lo demuestra. Todos los motivos por los cuales estoy privado de libertad se han basado en ciertas ‘fundadas presunciones’ muy alejadas del trascendental y respetado concepto de Justicia. Las razones de toda esta escandalosa e ilegal situaci√≥n que hoy enfrento provienen de otros estamentos netamente ideol√≥gicos y pol√≠ticos que no se condicen ni con la verdad ni con la historia‚ÄĚ, finaliza.

URL CORTA: http://rbb.cl/fbjw
Tendencias Ahora