Nacional
Corte confirma condenas contra ex agentes de la DINA por secuestros en Villa Grimaldi
Publicado por: Leonardo Rubilar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte de Apelaciones de Santiago rechaz√≥ los recursos de protecci√≥n presentados en contra de la sentencia en primera instancia que conden√≥ a agentes de la Direcci√≥n de Inteligencia Nacional -DINA- por su responsabilidad en los delitos de secuestro calificado de Francisco Javier Alejandro Rosas Contador y Renato Alejandro Sep√ļlveda Guajardo, ocurridos en diciembre de 1974, en Santiago.

En fallo un√°nime, la Novena Sala del tribunal de alzada confirm√≥ la pena √ļnica de 15 a√Īos y un d√≠a de presidio contra Pedro Espinoza Bravo por ambos delitos; y de 10 a√Īos y un d√≠a de c√°rcel para Rolf Wenderoth Pozo y Miguel Krassnoff Martchenko como autores del delito de secuestro calificado de Sep√ļlveda Guajardo; adem√°s de una condena de 10 a√Īos y un d√≠a de presidio como sanci√≥n penal para Ra√ļl Iturriaga Neumann, como autor del delito de secuestro calificado de Rosas Contador.

En tanto, la Corte ratific√≥ las absoluciones de Gerardo Urrich Gonz√°lez por falta de participaci√≥n en los hechos; de Marcelo Moren Brito, Rolf Wenderoth Pozo y Miguel Krassnoff Martchenko, por el secuestro calificado de Rosas Contador; y de Ra√ļl Iturriaga Neumann, por se secuestro calificado de Sep√ļlveda Guajardo.

De acuerdo a la investigaci√≥n, se determin√≥ de Renato Sep√ļlveda Guajardo, fue detenido el 12 de diciembre de 1974, a eso de las 9 de la ma√Īana, en la sede norte de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, en donde estudiaba. Posteriormente, fue trasladado al recinto conocido como “Venda Sexy“, ubicado en Macul, para luego ser llevado a Villa Grimaldi.

Asimismo, Francisco Javier Alejandro Rozas Contador, fot√≥grafo y militante del MIR, fue apresado en su departamento de calle Compa√Ī√≠a a eso del mediod√≠a, siendo derivado a “Venda Sexy“.

“Las consecuencias de estas detenciones es que las personas se encuentran en calidad de desaparecidas, toda vez que, privados de libertad, no han tomado contacto con sus familiares; tampoco han realizado gestiones administrativas ante los organismos del Estado, no organismos privados, ni registran entradas o salidas del pa√≠s, sin constar, tampoco, su defunci√≥n”, explica el fallo.

Tendencias Ahora