Vida
Mujer puso en peligro la vida de su hija al consumir placenta sin los cuidados requeridos
Publicado por: Scarlet Stuardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Consumir placenta después de dar a luz es una práctica que cada vez suma más adherentes. Lo han realizado varias mujeres (y hombres) alrededor del mundo por los beneficios que este órgano promete aportar al cuerpo humano.

Mientras algunos médicos aseguran que la placentofagia ayuda a la madre a recuperar el hierro y otros nutrientes perdidos durante el parto; otra parte de los profesionales tachan esta práctica como totalmente innecesaria.

Lee también: Expertos revelan si es recomendable o no consumir la placenta después del parto

Para quienes desconocen los m√©todos que se utilizan para consumir este √≥rgano femenino, los expertos explican que existen dos maneras. La primera (m√°s cl√°sica y barata) es comerla “en fresco”, o sea, dentro de las primeras horas despu√©s de su expulsi√≥n. En este caso, se extrae un “pedacito” de la placenta y se mezcla con un batido de frutos rojos.

La segunda opción (o complementaria a la anterior) es encapsularla en un proceso (de laboratorio) donde la placenta se deshidrata, muele, congela y mete en varias cápsulas que se pueden consumir a lo largo de los meses.

Pixabay (CC0)
Pixabay (CC0)

Fue esta alternativa la que eligi√≥ una madre de Portland (Oreg√≥n, Estados Unidos) para nutrirse de las prote√≠nas que trae con s√≠ este √≥rgano. Sin embargo, un error en el procesamiento de la placenta puso en riesgo la vida de la hija de la mujer, seg√ļn explica un informe de los Centros para el Control y la Prevenci√≥n de Enfermedades (CDC).

Los funcionarios de salud encargados de emitir el documento explican que la madre eligi√≥ una empresa que, al parecer, no cumpl√≠a con los requerimientos necesarios para el procesamiento de su placenta, puesto que, al examinar las c√°psulas que estaba ingiriendo la mujer, notaron que √©stas pose√≠an bacterias infecciosas. Seg√ļn baraja el informe, eso podr√≠a haber sucedido luego que los encargados no calentaran la placenta lo suficiente para eliminar sus g√©rmenes.

Los investigadores dieron con esa teoría luego que la hija de la mujer se enfermara sin que los médicos pudiesen descifrar el motivo de su padecimiento. Es ahí cuando ella les explicó que estaba consumiendo cápsulas de placenta durante el periodo de lactancia.

Luego de encontrar el motivo detrás del estado de salud de la bebé, los médicos pudieron tratar su infección con antibióticos.

Lo anterior llevó a la CDC a advertir a quienes consumen o están interesados en comer placenta a que tengan cuidado antes de hacerlo. Incluso, llegaron al extremo de recomendar evitar la práctica de ingerir estas cápsulas.

“La ingesta de placenta ha sido recientemente promovida a mujeres posparto por sus beneficios f√≠sicos y psicol√≥gicos, aunque faltan pruebas cient√≠ficas que respalden esto”, explican. “No existen est√°ndares para el procesamiento de la placenta para el consumo, lo que significa que no existen regulaciones para garantizar la seguridad”, a√Īaden.

Tendencias Ahora