Vida
Joven descubre que contrajo VIH luego de que su doctor insistiera en que era improbable
Publicado por: Sebasti√°n Asencio
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Es mujer, se llama Abby Landy, tiene 28 a√Īos y es asistente legal. Vive en Australia y tiene VIH. Es parte de una minor√≠a: son un poco m√°s de 25 mil personas las que viven con esta enfermedad en el pa√≠s oce√°nico, el cual es uno de los que tiene menores niveles de VIH en el mundo.

Facebook
Facebook

Cuando se enter√≥ que lo ten√≠a, pens√≥ que todo se acababa. “Game over“, se dijo a s√≠ misma, cuenta el New York Post. Sin embargo, hoy est√° bien y recuerda perfectamente c√≥mo fue que contrajo el VIH.

“Recu√©rdame por siempre”

Hace 5 a√Īos, Landy estaba sufriendo con una serie de herpes labiales, se sent√≠a f√≠sicamente mal y una de sus parejas anteriores le hab√≠a enviado un siniestro mensaje de texto: “Espero que me recuerdes por siempre“, dec√≠a.

Todo esto junto, la mujer decidió ir rápidamente al médico. Sin embargo, y a pesar de sospechar lo contrario, cuando Landy fue atendida solo le dieron anti virales y otros remedios para que fuera a casa a descansar.

Ya en su hogar, la asistente legal todav√≠a ten√≠a sus dudas y comenz√≥ a buscar en Internet todo lo que pod√≠a encontrar sobre sus s√≠ntomas. Todo indicaba que ten√≠a VIH. Volvi√≥ a su m√©dico y le dijo: “Necesito que me hagan un test de VIH”. La profesional que atend√≠a a Landy le dijo que “no era necesario” que las posibilidades de tener el virus eran “muy bajas“. “Eres una mujer heterosexual en Australia” le respondi√≥ el m√©dico a Landy ante su insistente solicitud, demostrando un sesgo evidente.

Por suerte, el test se lo realizaron y volvi√≥ con los resultados d√≠as despu√©s. “Todav√≠a me sent√≠a muy mal. Cuando me llamaron de vuelta mi m√©dico estaba claramente sorprendida y me inform√≥ que s√≠ ten√≠a VIH“, explica Landy al medio News.com.au.

“Luego fui a un especialista y me explic√≥ que pod√≠a seguir viviendo tomando un par de pastillas al d√≠a. Ah√≠ me di cuenta que mi vida continuaba”, cuenta la profesional.

Una historia que se repite

Al parecer, este tipo de situaciones no son tan poco recurrentes como se podría pensar. Algunas organizaciones, como la Asociación Nacional de Personas con VIH de Australia o el Concejo de Acción del VIH, están conscientes que los estigmas todavía existen y que los médicos recomiendan, o dejan de recomendar, ciertos procedimientos solo en base a prejuicios.

Philippa Moss, Director Ejecutivo del concejo, explic√≥ al New York Post que “muchas veces las mujeres son silenciadas, sus experiencias no son valoradas y todo porque no calzan con el estereotipo del paciente de VIH cl√°sico”.

Por otra parte, Landy ha seguido compartiendo su historia con otras mujeres que tambi√©n han sido discriminadas por la enfermedad que tiene. “No estoy avergonzada. Es lo que es. Creo que mientras mejor presentas la situaci√≥n al resto mejor ser√° la respuesta”, concluye.

URL CORTA: http://rbb.cl/g7fo
Tendencias Ahora