Vida
Cantante Camila Moreno relata sus fuertes experiencias como víctima de violencia de género
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La violencia de g√©nero ha estado presente en nuestra sociedad desde tiempos inmemorables, sin embargo, en la actualidad hay m√°s consciencia al respecto. Aunque a√ļn muchos consideran una exageraci√≥n luchar contra el acoso sexual callejero, la desigualdad salarial o el machismo, una buena parte de la poblaci√≥n sabe lo importante que es la equidad de g√©nero y de que las mujeres merecen el mismo respeto que los hombres.

Para abrir m√°s el debate en torno al tema, la cantante chilena Camila Moreno public√≥ una honesta declaraci√≥n en su p√°gina de Facebook donde relata algunas experiencias en las que fue tratada injustamente s√≥lo por el hecho de ser mujer. En su testimonio, la artista de 31 a√Īos revela desde episodios de abuso sexual hasta discriminaci√≥n en la industria musical.

“A los 16 a√Īos, ten√≠a un profesor particular de matem√°ticas‚Ķ un viejo, no recuerdo su nombre, que siempre me mostraba la foto de Jesucristo y me hablaba del evangelio. Un d√≠a se par√≥ detr√°s de m√≠ y me toc√≥ las pechugas. Qued√© paralizada. Sent√≠ una profunda humillaci√≥n. En la noche le dije a mi mam√° que no quer√≠a tener m√°s clases de matem√°ticas. Ella dijo: ‘ok’. Nunca m√°s vi al profesor”, comenz√≥ su post.

Luego, a√Īadi√≥ otra situaci√≥n vivida al a√Īo siguiente. “A los 17 a√Īos estaba en el parque que colinda con el r√≠o Mapocho, a las 20 horas, teniendo una conversaci√≥n desagradable con mi pololo. Yo estaba terminando con √©l. Vi acercase a tres tipos y supe que nos iban a asaltar. Nos rodearon, sacaron una navaja y otras cosas que no recuerdo. Registraron nuestras cosas violentamente, mientras apuntaban a mi pololo con la navaja dec√≠an: ‘pit√©atelo, pit√©atelo’. Mientras yo gritaba fuertemente que no. Mi pololo estaba paralizado. En ese momento uno de los tipos me agarr√≥ del brazo y me dijo: ‘ven pa ac√°’ mientras se bajaba el pantal√≥n. Me zaf√© dando un tir√≥n que rompi√≥ mi chaqueta. Los tipos se fueron corriendo. Le ped√≠ a mi pololo que nos fu√©ramos por favor. √Čl dijo que no, que ten√≠amos que terminar la conversaci√≥n”.

“A los 19 a√Īos, un hombre muy alto me sigui√≥ en la calle y reiteradas veces me insisti√≥ que tuviese sexo con √©l. Le grit√© un sin fin de garabatos y sal√≠ corriendo. Cuando le cont√© a mi pololo, me dijo algo as√≠ como: ‚Äú’ah t√≠pico, a una amiga m√≠a tambi√©n le pas√≥’‚ÄĚ, confes√≥.

Adem√°s de √©stos, cont√≥ otro episodio de abuso sexual m√°s, en la que destac√≥ la poca empat√≠a de algunos hombres al escuchar que una mujer cuenta la violencia de la que ha sido v√≠ctima. “A los 23 a√Īos estaba caminando sola de noche por la calle Emilia Tellez, ten√≠a mi guitarra en la espalda y un cuatro venezolano colgando del hombro. No hab√≠a nadie alrededor. De pronto desde atr√°s salt√≥ un tipo a tocarme. Se par√≥ frente a m√≠ masturb√°ndose. Puse el cuatro venezolano como si fuese un arma y sal√≠ corriendo. Llegue a casa de mi amiga aterrorizada. Llor√© toda la noche. A la ma√Īana siguiente fui a casa del chico con el que sal√≠a, buscando contenci√≥n. Le cont√© lo que hab√≠a ocurrido y se larg√≥ a re√≠r. Me dijo: ‘T√≥matelo con humor’. En ese mismo momento termin√© con √©l”, afirm√≥.

Junto con ello, Camila dijo que hab√≠a sido discriminada en la industria, donde le han pedido cambiar su apariencia y se ha atribuido su √©xito a hombres. “Cuando empec√© a trabajar en mi proyecto solista me recomendaron que me agrandara las tetas y que me ti√Īera rubia, que deb√≠a depilarme las cejas, que no era femenino tenerlas as√≠”, revel√≥.

“Recientemente, dos hombres con los que trabaj√© por un par a√Īos – aparte de robarme, mentirme, creer que yo les deb√≠a mi carrera a ellos y tratarme de mal agradecida – me dijeron que yo al estar embarazada no pod√≠a tener conversaciones civilizadas porque andaba hormonal e irracional”, agreg√≥.

Tras su larga reflexi√≥n, Moreno indic√≥ que lamentablemente “vivimos en un clima, en una cultura que denigra a las mujeres. En las calles, en el trabajo, en las relaciones y en los medios. De una vez por todas tenemos que hacernos cargo de esto y decir BASTA” y expres√≥ que quer√≠a justicia para todas las mujeres maltratadas.

“Quiero justicia para Valentina Henr√≠quez (ex de Tea Time), para Nabila Riffo y para todas nuestras mujeres maltratadas”, expres√≥.

El mensaje de Camila ya re√ļne m√°s de 12 mil “Me Gusta” y ha sido compartido m√°s de 6 mil veces.

Puedes revisar el texto completo aquí.

URL CORTA: http://rbb.cl/har1
Tendencias Ahora