Vida
Experto explica por qu√© en Chile a√ļn es mal visto conocer a alguien por internet
Publicado por: Comunicado de Prensa La información es de: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Rencontre Agriculteur es un sitio web para que agricultores en Francia, mientras que Mektoube es s√≥lo para parejas musulmanas. Meetic es para solteros j√≥venes, Theotokos para cat√≥licos, Gleeden es para infieles y Adopteunmec (o adopta un mino) es para que mujeres elijan hombres con caracter√≠sticas espec√≠ficas. Tambi√©n hay sitios solo para gente de derecha o profesionales de 40 a√Īos, entre muchos otros.

Esta es una muestra de la segmentaci√≥n que estos sitios de b√ļsqueda de pareja online han alcanzado en Europa, explic√≥ ayer el soci√≥logo franc√©s Pascal Lardellier en la inauguraci√≥n del A√Īo Acad√©mico del Doctorado en Teor√≠a Cr√≠tica y Sociedad Actual (TECSA) de la Universidad Andr√©s Bello (UNAB).

‚ÄúEn internet, los millones de solteros inventan todo tipo de relaciones. Hace 25 a√Īos para enamorarse, tener pareja, hab√≠a que encontrarse con el cuerpo de la persona. Uno conoc√≠a a su pareja en el trabajo, en la universidad, en el casino o en un restaurante, pero en tiempo de internet se van inventando nuevas relaciones amorosas‚ÄĚ, dijo.

El acad√©mico de la Universidad Bourgogne-France-Comte ‚Äďquien lleva d√©cadas investigando el uso de Tecnolog√≠as de la Informaci√≥n y la Comunicaci√≥n (TICs) y los ritos de la sociedad contempor√°nea, como la b√ļsqueda de parejas por internet‚Äď explic√≥ que esta segmentaci√≥n coincide con la aparici√≥n potente de las redes sociales.

‚ÄúEstas se organizan seg√ļn un principio homof√≠lico, lo que significa que uno va a ser amigo de gente que se parece sociol√≥gicamente. Las p√°ginas respondieron a esta tendencia: cada categor√≠a social, √©tnica y religiosa posee su propia p√°gina. En ese sentido, las redes sociales y las p√°ginas de encuentro aceleran la segmentaci√≥n marketeada de la sociedad en l√≥gicas de nichos, de minor√≠as. Lo hemos visto en elecci√≥n presidencial francesa c√≥mo se tomaron en cuenta estas minor√≠as‚ÄĚ, precis√≥.

Realidad nacional

Respecto a Chile, dijo, existe un desfase respecto a lo que est√° pasando en Europa en materia de sitios de parejas.

‚ÄúEntiendo que ac√° hay un marco normativo m√°s pesado que tiene que ver con la religi√≥n. Hay cosas que son absolutamente posibles en Francia y en Europa y que no son posibles ac√°, justamente por el peso de la religi√≥n, que est√° mucho m√°s presente en Chile‚ÄĚ, coment√≥.

Al respecto, Mauro Basaure, director del Doctorado TECSA UNAB, explic√≥ que en Chile est√° socialmente castigado el participar en estos sitios. ‚ÄúAc√° a√ļn se asocia su utilizaci√≥n como alguien que no puede encontrar pareja por los medios ‚Äėnormales‚Äô por lo que tiene que recurrir a estos ‚Äėmedios artificiales‚Äô‚ÄĚ.

Además, ambos sociólogos coincidieron en que en Chile el desarrollo de este fenómeno es más lento debido a que hay menos demanda, menos necesidad.

‚ÄúEso ocurre porque en Chile existen muchos m√°s espacios para encontrarse directamente con el otro. En Europa es extra√Īo abordar a alguien, por ejemplo, en un caf√©, que ac√° es algo m√°s o menos normal. El offline sigue siendo un espacio muy rico en nuestras sociedades‚ÄĚ, sentenci√≥ Basaure.

Motivaciones

En la actualidad, agreg√≥ Lardellier: ‚Äúla identidad y las relaciones se hacen l√≠quidas, no existe esa solidificaci√≥n que antes se daba a trav√©s de las instituciones. En ese sentido (‚Ķ) salimos del relato de la pareja y la familia que va a durar toda la vida‚ÄĚ.

Hoy, a√Īadi√≥, es muy dif√≠cil mantenerse en pareja. ‚ÄúLa pareja est√° siendo fragilizada por el proceso socio hist√≥rico de desinstitucionalizaci√≥n‚ÄĚ.

Sin embargo, dijo, a pesar de todos estos cambios sociales, ‚Äúexisten dos aspiraciones profundas que hacen que las personas busquen a alguien para amar, que dure en su vida, no s√≥lo para pasar el rato: la estabilidad afectiva y el proyecto de tener hijos‚ÄĚ.

Eso, a√Īadi√≥, significa que la esencia del amor no ha cambiado: ‚ÄúLa familia, la pareja instituida, hace que haya un amor que se reinventa sin cesar en la era de las redes sociales, pero que sigue siendo el mismo‚ÄĚ. Es s√≥lo que ‚Äúamar en el 2017 es, forzosamente, amar con las nuevas tecnolog√≠as‚ÄĚ, puntualiz√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/gm8y
Tendencias Ahora