Vida
Miedo al parto: un problema que afecta a muchas futuras madres
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un temor exacerbado a no poder aguantar el dolor o a no tener control sobre la situaci√≥n: as√≠ se define la tocofobia o miedo al parto, concepto que fue introducido en la literatura m√©dica en el a√Īo 2000 y que desde entonces desat√≥ una serie de investigaciones.

Una de estas √ļltimas es la que fue publicada recientemente en el Journal of Perinatal Medicine, con el objetivo de identificar la prevalencia y determinar los factores de riesgo para desarrollar este miedo.

En la investigación se evaluó a casi 200 mujeres embarazadas, la gran mayoría de ellas primerizas, con diversos cuestionarios relacionados con la depresión, la ansiedad, la satisfacción con la vida, la expectativa en el parto, y temores específicos. Los resultados arrojaron que el 75% de ellas tenían un miedo bajo o moderado, mientras que el 25% exhibió un miedo alto o muy alto al parto. El miedo patológico ocurrió en 1,6% de las participantes.

¬ŅCu√°les eran los temores? Que les hicieran una episiotom√≠a (incisi√≥n que se practica en el perin√© de la mujer durante el parto), no tener control sobre la situaci√≥n y el miedo al dolor.

Para Florencia Monje, kinesi√≥loga experta maternidad, los resultados son coherentes con lo que ella ve a diario en las gestantes que llegan a su taller de preparaci√≥n al parto. ‚ÄúMuchas vienen con esos miedos, el que suele ir desapareciendo en la medida en que se informan y van entendiendo fisiol√≥gicamente el parto, pero, sobre todo, cuando logran conectarse con la idea de que ellas son due√Īas de su parto y pueden vivirlo como quieran‚ÄĚ, comenta.

En el taller, junto a su colega y socia Camila Boettiger, explican que el parto es la √ļnica instancia en la vida de una mujer en que el dolor es fisiol√≥gico y no patol√≥gico. Es decir, no est√° alarmando de una enfermedad, sino que est√° guiando un proceso. ‚ÄúEl dolor permite que te prepares, que te vayas a tu centro. Puedes estar haciendo cualquier cosa, en medio de una reuni√≥n important√≠sima, y si comienza el trabajo de parto, te dar√° lo mismo: dejar√°s todo de lado, te focalizar√°s gracias al dolor y comenzar√°s este viaje‚ÄĚ, agrega Monje.

Por otro lado, Camila Boettiger a√Īade que las gestantes suelen ir tomando conciencia de su propia fisiolog√≠a, y eso las calma: ‚ÄúEs necesario entender la importancia de respetar los tiempos en el trabajo de parto, pues eso ayuda a prevenir desgarros y as√≠ a proteger los tejidos. Tambi√©n hay que saber que la pelvis femenina es capaz de cambiar sus di√°metros para facilitar el descenso de la guaguita y para que eso ocurra, la mujer debe tener libertad para moverse y adoptar las posturas que quiera, lo que adem√°s ayuda considerablemente al manejo del dolor. Esa informaci√≥n es tan valiosa e importante para disminuir la ansiedad, y nadie te la dice‚ÄĚ.

Tal como muestran los estudios, la educaci√≥n prenatal reduce significativamente la ansiedad en gestantes. ‚ÄúLo m√°s importante, es comprender que el dolor no es lo mismo que sufrimiento. Que yo puedo estar anestesiada hasta el pelo y estar sola en el pabell√≥n, muerta de miedo, sin que nadie me diga nada, y estar sufriendo sin sentir dolor. Pero tambi√©n puedo estar sin anestesia, pero contenida y acompa√Īada de quien quiero, segura y protegida. Y tengo dolor, pero no estoy sufriendo‚ÄĚ, comentan las especialistas, quienes en el taller Preparaci√≥n al parto en parejas entregan esta y varias otras claves para empoderarse y, de manera informada, decidir la forma en que se quiere vivir este trascendental proceso, logrando una experiencia positiva.

URL CORTA: http://rbb.cl/hepi
Tendencias Ahora