La covid-19 dejó el miércoles un sombrío balance en los dos países más afectados por la pandemia: Estados Unidos superó las 150.000 muertes y Brasil, las 90.000, mientras en Arabia Saudita se inició la peregrinación a La Meca más reducida de la historia moderna.

El nuevo coronavirus aparecido en China a fines del año pasado no da tregua en Estados Unidos, donde se acumulan 4,38 millones de infecciones desde el anuncio del primer caso el 21 de enero.

El epicentro estadounidense está ahora en Florida: con 21 milllones de habitantes, el tercer estado más poblado del país reportó un récord de 216 muertes diarias.

“Estamos permitiendo que el virus corra a la deriva”, declaró a MSNBC el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, ante las dificultades para frenar los contagios.

Ante el recrudecimiento de las infecciones en el país, el presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed, banco central), Jerome Powell, exhortó a los políticos a tomar nuevas medidas para apoyar la economía.

Como se esperaba, la Fed anunció que mantendrá sus tasas de referencia de préstamos en un rango de 0 a 0,25%.

Deberes en la favela

En Latinoamérica, la región del mundo con más contagios, Brasil reportó en las últimas 24 horas 1.595 nuevos decesos, sumando 90.134, así como 69.074 nuevas infecciones, acumulando 2,5 millones desde el primer caso en febrero.

Pero los expertos estiman números reales mucho más altos ante la falta de pruebas diagnósticas. En este país de 212 millones de habitantes, el combate al brote ha estado marcado por una falta de coordinación de las autoridades federales y estatales y el escepticismo del presidente, Jair Bolsonaro, que sigue minimizando la gravedad de la situación.

En una favela en Camaragibe, en el nordeste de Brasil, donde millones de niños sin acceso a internet llevan más de cuatro meses sin educación formal por la pandemia, el maestro Arthur Cabral tomó la bicicleta para llevarles la tarea a sus alumnos.

Así, la pequeña Gloria no se atrasará en sus estudios. “No sabía cómo lograr que tenga días productivos”, contó su madre, Darla Correia, de 31 años y actualmente desempleada, agradeciendo el gesto.

México, que superó el martes los 400.000 casos y ya es el segundo más afectado de la región por contagios y de fallecidos (más de 44.000), informó por su parte que las llamadas telefónicas de emergencia para denunciar violencia contra las mujeres aumentaron un 45,8% en el primer semestre de 2020 por la pandemia.

Peregrinación con tapabocas

En Arabia Saudita, que tiene uno de los brotes más grandes de Medio Oriente, los musulmanes iniciaron el hach, la tradicional peregrinación anual a La Meca, este año marcada por los tapabocas y el distanciamiento físico.

En pequeños grupos, cada uno con un guía, los fieles cumplieron con los ritos. Todos fueron evaluados antes de llegar al sitio y tendrán que ponerse luego en cuarentena. Pero solo participan unas 10.000 personas residentes en el país frente a los 2,5 millones de 2019.

Por otra parte, China anunció 101 contagios, un hito en los últimos tres meses, mientras siguen apareciendo focos regionales. En Hong Kong, las autoridades advirtieron de la posibilidad de “un contagio comunitario a gran escala”.

India, el segundo país más poblado del planeta después de China y el tercero más afectado por la covid-19, confirmó 50.000 nuevos casos, pasando los 1,5 millones, y acercándose a las 35.000 muertes. Pero se estima que las cifras oficiales no reflejan los contagios y muertes en los abarrotados barrios marginales.

La pandemia deja más de 661.000 muertos en el mundo y más de 16,8 millones de casos. Despues de Estados Unidos y Brasil, el mayor número de decesos está en Reino Unido (45.878), México (44.876) e Italia (35.123).

Fútbol en vilo

En Londres, el aeropuerto de Heathrow, el de más mayor tránsito de Europa y el más crítico de la controvertida decisión del gobierno británico de imponer cuarentenas a quienes lleguen de España, instó a las autoridades a instaurar un programa de pruebas, al anunciar pérdidas por más de mil millones de libras en 2020.

España, donde el coronavirus se ha cobrado más de 28.400 vidas, tiene centenares de brotes activos en todo el territorio, la mitad en Cataluña.

En Italia, en tanto, se aprobó el estado de emergencia hasta el 15 de octubre para facilitar el combate al brote.

En Europa, los bancos han quedado sumidos en el segundo trimestre del año en la tormenta económica que desató la pandemia del nuevo coronavirus, y registran enormes pérdidas, una explosión de provisiones y un riesgo de impagos.

El deporte también está en vilo: dos jugadores de fútbol españoles dieron positivo del virus, generando preocupación por las últimas etapas de la Europa League y la Champions League.