La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este viernes que los gobiernos deben incitar el uso de mascarillas cuando la transmisión del coronavirus es generalizada y el distanciamiento social no es posible.

“Los gobiernos deberían alentar a la ciudadanía a portar mascarilla cuando hay una transmisión generalizada [del coronavirus] y es difícil establecer un distanciamiento social, como sucede en el transporte público, en tiendas o en otros lugares concurridos o confinados”, indicó el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“En áreas con transmisión comunitaria, aconsejamos que las personas mayores de 60 años, o aquellas con condiciones de salud subyacentes, utilicen una máscara médica en situaciones donde el distanciamiento físico no es posible”, agregó.

La OMS también emitió nuevas directivas respecto a la composición de las máscaras de tejido no médico
, advirtiendo que deben constar de, al menos, tres capas de material diferente.

Tedros subrayó que las máscaras eran solamente una parte de una estrategia eficaz para suprimir el virus y podían llevar a la gente a una falsa sensación de seguridad.

Dijo que no reemplazaban el distanciamiento físico ni la higiene de las manos.

“Las máscaras, por sí solas, no protegen de la Covid-19”,
precisó en una conferencia de prensa virtual. “Encontrar, aislar, realizar pruebas y cuidar cada caso. Luego rastrear y poner en cuarentena a todos los contactos. Eso es lo que sabemos que sí funciona. Esa es la mejor defensa de cada país contra la Covid-19”, añadió.

El nuevo coronavirus infectó, al menos, a 6,6 millones de personas y se cobró más de 390.000 vidas desde que el brote apareció por primera vez en China, en diciembre pasado, según un recuento de fuentes oficiales compilado por la AFP.