Internacional
Jueves 17 enero de 2019 | Publicado a las 21:03
Encuentran culpable de terrorismo en Canadá a mujer que intentó unirse al Estado Islámico
Por Manuel Cabrera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un jurado canadiense encontr√≥ culpable de delitos terroristas a una mujer el jueves por intentar unirse al grupo Estado Isl√°mico (EI), y atacar en su nombre al personal de unos grandes almacenes del √°rea de Toronto hace dos a√Īos.

Rehab Dughmosh, que fue arrestada en junio de 2017 cuando ten√≠a 32 a√Īos, siendo encontrada culpable de cuatro cargos por dejar el pa√≠s con la intenci√≥n de unirse a un grupo terrorista, asaltos con un palo de golf y un cuchillo de carnicero y portar un arco de tiro.

Seg√ļn los documentos judiciales citados por los medios canadienses, ella intent√≥ volar a Siria en abril de 2016 para unirse al EI y cuando eso fall√≥, regres√≥ a casa y planific√≥ el ataque del centro comercial.

Sus planes de ir a Siria fueron frustrados por autoridades turcas, que habían sido informadas por su hermano. En ese momento, Dughmosh afirmó que solo estaba tratando de visitar a su familia, aunque admitió después de su arresto que tenía la intención de viajar para unirse al grupo yihadista.

Dughmosh admiti√≥ en la corte haber prometido su lealtad a EI, y en el d√≠a en cuesti√≥n llen√≥ bolsas con armas, incluyendo un martillo, pinchos para barbacoa, pajillas rellenas con tornillos y una pala. Tambi√©n escondi√≥ su cuchillo y su arco en su t√ļnica.

Pero al salir de su apartamento, se encontr√≥ con su exmarido, quien le confisc√≥ las bolsas. Seg√ļn los informes, no sab√≠a acerca de las armas ocultas.

En la tienda Canadian Tire, al este de Toronto, Dughmosh agarró un palo de golf de un estante después de haber intentado sin éxito acceder a las flechas en una vitrina cerrada.

Luego se envolvi√≥ en una pancarta casera del EI, y se at√≥ un pa√Īuelo del mismo tipo en la cabeza y atac√≥ al personal con el palo de golf y el cuchillo carnicero gritando: “Esto es por el Estado Isl√°mico”.

Los empleados la tiraron al suelo y nadie resultó gravemente herido.

Más tarde, la policía encontró las armas en su casa, junto con un teléfono celular que contenía videos de propaganda del EI y un testamento escrito a mano en el que pedía el martirio.

Una audiencia de sentencia est√° programada para el lunes. La fiscal√≠a est√° solicitando ocho a√Īos en prisi√≥n.

Tendencias Ahora