Internacional
Lunes 05 noviembre de 2018 | Publicado a las 21:06 · Actualizado a las 21:07
Convence a esposa de suicidarse y con millonaria poliza construir un bunker para esperar "el rapto"
Publicado por: Paola Alem√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El fanatismo religioso parece uno de los componentes de esta receta para el suicidio. Una mujer estaba deprimida, ansiosa y tenía y severos dolores lumbares. Su esposo, en cambio, pensaba en sus propios planes. Su fe, no estaba precisamente puesta en la recuperación de su cónyuge.

Graham Robert Morant, ciudadano australiano, era el beneficiario de sus pólizas de seguro. 3 para ser exactos, valoradas en 1.4 millones de dólares. La historia fue difundida por los periódicos ABC y The Washington Post.

Seg√ļn consta en la acusaci√≥n fiscal, lanzada por el juez de la causa como balde de agua fr√≠a al rostro del imputado, este se aprovech√≥ de los problemas f√≠sicos y psicol√≥gicos de la mujer para alentarla al suicidio.

El hombre no solo la indujo a quitarse la vida, seg√ļn los frutos de la investigaci√≥n, sino que compr√≥ los materiales necesarios en una ferreter√≠a, para que su esposa Jennifer Morant, de 56 a√Īos, lo hiciera al interior de su veh√≠culo, en una escena descubierta en la ciudad australiana de Queensland, 5 a√Īos atr√°s.

Algunos testimonios fueron clave para desenmascarar al hechor. Judy Dent, amiga de la familia, dijo que Jennifer Morant hab√≠a “aclarado” antes de morir que “su marido quer√≠a el dinero del seguro”.

“Usted aprovech√≥ su vulnerabilidad como mujer enferma y deprimida”, le recrimin√≥ el juez Peter Davis durante la etapa final del juicio contra el hombre que quer√≠a construir un b√ļnker para el momento de “el rapto‚ÄĚ, seg√ļn sus declaraciones.

MSN archivo bunker para "rapto"
MSN archivo bunker para “rapto”

Sin embargo, su situación financiera deplorable, con deudas de tarjetas de crédito y sin un plan de jubilación, levantaron las sospechas de las autoridades, que dieron seguimiento a su nuevo estado financiero, tras la muerte de su atribulada esposa.

“Aconsej√≥ a su esposa que se suicidara porque quer√≠a conseguir los $ 1.4 millones”, continuaba achacando el juez Davis.

ABC | The Washington Post
ABC | The Washington Post

La primera condena por alentar al suicidio en Australia

Morant fue declarado culpable y sentenciado a 10 a√Īos de prisi√≥n, por dos cargos: asesorar sobre suicidios y ayudar a suicidarse.

“Por favor, no me resuciten”, dec√≠a la nota con la que la Sra. Morant, ped√≠a respetar su decisi√≥n, sin saber que la inducci√≥n al suicidio era parte del plan que ten√≠a su esposo, con fines b√≠blicos.

“No ha mostrado ning√ļn remordimiento por los delitos que ha cometido. Usted no se declar√≥ culpable y no cooper√≥ con la administraci√≥n de justicia”, le dijo el juez, antes de revelarle su destino en prisi√≥n.

Familiares de la mujer se mostraron conmocionados por la sentencia, la cual recibieron de forma agridulce, debido al castigo del hombre que ya no podrá gozar, ni de la fortuna de la fallecida dejó en la millonaria poliza de seguro y ni de su libertad.

The Washington Post
The Washington Post

‚ÄúNo creo que nadie pueda estar feliz de que todo haya tenido que llegar a esto”, declar√≥ la hermana de Jennifer, Lynette Lucas.

Una de sus allegadas e impulsora de un grupo de ayuda en contra de la violencia doméstica, aseguró que Morent fue víctima de este delito, pero que su ansiedad con depresión no le dejaron ver lo que sucedía y tomar acciones concretas sobre esto.

“Es el control de la libertad de alguien y la libertad de elecci√≥n y es parte integral de la mayor√≠a de las circunstancias de violencia dom√©stica”, dijo Karyn Walsh, quien conoc√≠a la situaci√≥n de los Morent.

Tendencias Ahora