Internacional
Papa Francisco imploró la paz en Siria: "reina el horror y la muerte"
Publicado por: Patricia Acu√Īa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa Francisco implor√≥ la paz en Oriente Medio y en Siria, donde reinan “horror y muerte”, en su tradicional bendici√≥n “Urbi et Orbi” del Domingo de Pascua.

Ante unos 60.000 fieles congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano, el papa argentino rogó a Dios para que acabe con los conflictos y las guerras en el mundo, el tráfico de armas y los sufrimientos que padecen los más débiles.

“Que conceda la paz a todo Oriente Medio, especialmente a la Tierra Santa, como tambi√©n a Irak y a Yemen”, declar√≥, tras haber mencionado una vez m√°s el drama de Siria donde la poblaci√≥n civil es “v√≠ctima de una guerra que no cesa de sembrar horror y muerte”.

Jorge Bergoglio denunci√≥ “el vil ataque” que tuvo lugar el s√°bado en Al Rashidin, a la afueras de Alepo, “contra refugiados que hu√≠an”, cuyo balance es de m√°s de 110 muertos.

El pont√≠fice tambi√©n le pidi√≥ a Dios que otorgue “a los representantes de las Naciones el valor de evitar que se propaguen los conflictos y acabar con el tr√°fico de las armas”.

En esta bendición a la ciudad y al mundo tras la misa pascual, el primer papa latinoamericano no se olvidó de su propio continente.

Rog√≥ a Dios para que “sostenga los esfuerzos de quienes, especialmente en Am√©rica Latina, se comprometen en favor del bien com√ļn de las sociedades, tantas veces marcadas por tensiones pol√≠ticas y sociales, que en algunos casos son sofocadas con la violencia”.

“Que se construyan puentes de di√°logo, perseverando en la lucha contra la plaga de la corrupci√≥n y en la b√ļsqueda de v√°lidas soluciones pac√≠ficas ante las controversias, para el progreso y la consolidaci√≥n de las instituciones democr√°ticas, en el pleno respeto del estado de derecho”, dijo.

El papa tambi√©n tuvo palabras para los desplazados por los conflictos, recordando que Cristo “se hace compa√Īero de camino de quienes se ven obligados a dejar la propia tierra a causa de los conflictos armados, de los ataques terroristas, de las carest√≠as, de los reg√≠menes opresivos”.

Y mencion√≥, por √ļltimo, el conflicto ucraniano, con la esperanza de que Dios ayude a un pa√≠s afligido “por un sangriento conflicto, para que vuelva a encontrar la concordia y acompa√Īe las iniciativas promovidas para aliviar los dramas de quienes sufren las consecuencias”.

Seguridad

Antes de la bendici√≥n, el papa celebr√≥ en la plaza la tradicional misa del Domingo de Resurrecci√≥n, el d√≠a m√°s importante del calendario lit√ļrgico cristiano, en medio de un imponente dispositivo de seguridad.

Las celebraciones de la Semana Santa, que comenzaron el Jueves Santo con una misa y el tradicional lavado de pies por parte del papa, ya dieron lugar a fuertes medidas de seguridad tras los atentados del domingo pasado contra iglesias coptas en Egipto.

Todo el barrio en torno a la Bas√≠lica de San Pedro estaba acordonado el domingo por la ma√Īana y se habilitaron varios puntos de acceso para un primer control de bolsas.

El acceso a la plaza propiamente dicha solo era posible pasando por un pórtico detector de metales como el de los aeropuertos. Las autoridades instalaron unos 30 alrededor de la imponente columnata de Bernini que rodea la plaza.

Cientos de policías y miembros de las fuerzas de seguridad vigilaban las inmediaciones de la explanada, como ya hicieran la víspera para la Vigilia Pascual y para el Vía Crucis del viernes cerca del Coliseo.

Tendencias Ahora