Internacional
La relación de Erdogan con su pueblo, clave para mantenerse en el poder tras el golpe
Publicado por: Patricia Acu√Īa La informaci√≥n es de: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente Recep Tayyp Erdogan tiene con los turcos una relación muy especial, mucho más intensa que sus predecesores, y que fue clave para mantenerse en el poder tras el intento de golpe.

Erdogan se apoyó directamente en el pueblo contra los golpistas, movilizando en las distintas ciudades a mareas humanas, y también recurrió a las redes sociales, que hasta hace poco siempre había detestado.

“Erdogan sab√≠a que el pueblo se movilizar√≠a si se lo ped√≠a, debido al fuerte v√≠nculo que ha creado hace varios a√Īos”, estim√≥ Can Acun, de la ONG Seta.

El momento aparentemente improvisado en el que apareció pálido tarde en la noche del 15 de julio en la cadena CNN Turk, va a permanecer como una las imágenes más recordadas de ese día.

La secuencia surrealista en la cual el presidente pide al pueblo desde el balneario de Marmaris, al oeste del pa√≠s, que “salga a las calles” para defender la democracia, fue un momento clave del intento de golpe.

El presidente se dirigió directamente a los turcos por la plataforma FaceTime, una imagen que tuvo una gran llegada.

“La mayor√≠a de la gente qued√≥ impactada de ver al presidente impactado”, explic√≥ Marc Pierini de la fundaci√≥n Carnegie Europe.

El jefe de Estado estaba “aislado, lejos de los centros de poder” y ese llamado por FaceTime “fue un golpe magistral”, indic√≥ Pierini, exembajador de la UE en Ankara. “Esto se tradujo en una reacci√≥n directa” en las calles, “esto dio la vuelta al golpe”, explic√≥.

Can Acun destac√≥ que Erdogan acudi√≥ a las redes sociales convocando a “millones de personas que hasta entonces pod√≠an estar m√°s dubitativas”.

En contraste, los conspiradores intentaron tomar el control de las televisiones “con un manual de los a√Īos 60”, se√Īala con iron√≠a Pierini.

El día después, desde su cuenta de Twitter, el presidente llamó a los turcos a salir a las calles, un mensaje que fue compartido por cerca de 30.000 personas.

Incluso el jueves, millones de tel√©fonos m√≥viles turcos recibieron un SMS de “RTErdogan”, en el que se instaba a sus simpatizantes a seguir saliendo a las calles para continuar movilizados contra los “traidores terroristas”.

Sin embargo, la noche anterior en una teleconferencia, el presidente había anunciado a los ciudadanos la instauración del estado de emergencia.

Una ‘legitimidad adicional’

“El presidente turco que siempre ha sido muy desconfiado con las redes sociales y las nuevas tecnolog√≠as, se dio cuenta de que estas herramientas tienen m√°s potencial que si fueran simples formas de propaganda”, dijo Aykan Erdemir, de la Fundaci√≥n para la Defensa de la Democracia, con sede en Washington.

De esta forma Erdogan, el pol√≠tico que m√°s ha dominado el panorama en Turqu√≠a desde el padre fundador de la rep√ļblica, Mustafa Kemal Ataturk, se est√° convirtiendo en una m√°quina para comunicarse con su pueblo, forjando con √©l una relaci√≥n emocional.

La concentración actual de poderes en el país es una situación inédita en la Turquía moderna y muchos se inquietan de la deriva autocrática y liberticida. Mientras, Erdogan disfruta del apoyo de las mayorías profundamente conservadoras, muy apegadas al Estado. Y también a su persona.

As√≠, muchos han sido seducidos por este “animal pol√≠tico”, carism√°tico, incansable y populista, que sin lugar a duda ha logrado desarrollar a su pa√≠s.

Erdogan puede blandir el 52% de votos que obtuvo en la presidencial de 2014. Esta “innovaci√≥n pol√≠tica mayor” en el pa√≠s, le permite presentarse como “el primer presidente electo directamente por el pueblo, con una legitimidad adicional”, destac√≥ Pierini.

Y “un jefe de estado” fuerte en un periodo de crisis “es caracter√≠stico de la fortaleza del Estado en Turqu√≠a y del carisma de Erdogan”, explic√≥ Pierini

Pero la inmensa personalización del poder y el llamado directo del pueblo conllevan riesgos para la democracia.

“Esto va a dar a Erdogan la capacidad de encender a las masas para tomar las medidas que √©l quiere”, advierte Erdemir, quien afirma que esto se puede transformar en una “maquina infernal”.

“√Čl no va a tener la misma capacidad de controlar el movimiento una vez que lo haya lanzado”, se√Īal√≥. “Entonces, lo que ahora tiene entre las manos es por un lado muy potente y a la vez peligroso”.

URL CORTA: http://rbb.cl/ejis
Tendencias Ahora