Internacional
Miércoles 09 enero de 2019 | Publicado a las 08:52
Joven saudita que huyó de su familia por temor a ser asesinada podría refugiarse en Australia
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La joven saudí que se encuentra bajo la protección del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en Tailandia tras mediatizar su huída de Arabia Saudita a través de Twitter estaría en buena posición para obtener el estatuto de refugiada en Australia.

La ACNUR transmiti√≥ el expediente de “Rahaf Mohammed Al-Qunun a Australia para que examine la posibilidad de concederle el asilo como refugiada”, declar√≥ el ministerio de Interior australiano en un comunicado.

“Si resulta que es una refugiada” estudiaremos “la posibilidad de una visa humanitaria”, declar√≥ poco antes el ministro de Salud, Greg Hunt, al canal de televisi√≥n.

El ministro agregó que había hablado del caso con el ministro de Inmigración, David Coleman, el martes por la noche.

Australia es conocida por su política de inmigración muy restrictiva, denunciada por defensores de derechos humanos.

Rahaf Mohammed al-Qunun, de 18 a√Īos, lleg√≥ a Bangkok este fin de semana, procedente de Kuwait, y afirm√≥ que quer√≠a huir de los abusos psicol√≥gicos y f√≠sicos de su familia y pedir asilo en Australia.

Las autoridades tailandesas renunciaron a expulsarla después de que publicara en Twitter multitud de mensajes y videos desesperados, con los que ganó rápidamente notoriedad internacional.

“La ACNUR va a encontrar un pa√≠s para recibirla de aqu√≠ a dos d√≠as”, asegur√≥ por su lado el mi√©rcoles el jefe de la polic√≠a de inmigraci√≥n tailandesa, Surachate Hakparn, mencionando que “varios pa√≠ses” ofrecieron recibirla.

La policía tailandesa precisó que el padre y un hermano de la joven viajaron a Bangkok, pero que ella se rehusó a verlos.

‘Confiscar su celular’

El jefe de la policía de inmigración tailandesa fue también interrogado sobre lo que habría dicho el martes a responsables sauditas.

“Cuando lleg√≥ abri√≥ una nueva cuenta (en Twitter) y sus seguidores pasaron a 45.000 en un s√≥lo d√≠a”, dijo un responsable saud√≠ no identificado, en √°rabe, seg√ļn im√°genes de video publicadas en Twitter por militantes sauditas de los derechos humanos. “Hubiese sido mejor que confiscacen su tel√©fono en vez de su pasaporte”.

“No tenemos el derecho de confiscar el tel√©fono celular de una persona que no cometi√≥ un crimen”, insisti√≥ por su lado Surachate, sin confirmar expl√≠citamente que esas declaraciones existieron.

La AFP no pudo contactar a las autoridades sauditas para comentar estas im√°genes.

En Arabia Saudita las mujeres est√°n sometidas a numerosas restricciones. Se las obliga a estar bajo la tutela de un hombre (padre, marido u otro, seg√ļn el caso) que ejerce sobre ellas una autoridad arbitraria y toma las decisiones importantes en su lugar.

Una mujer juzgada por haber cometido un crimen “moral” puede ser castigada violentamente por su familia, incluyendo su ejecuci√≥n en el caso de lo que se denomina un “crimen de honor”.

El caso de Qunun toma especial importancia tras el asesinato reciente en el consulado saudita en Turquía del periodista Jamal Khashoggi.

Tendencias Ahora