El uso de mascarilla en las escuelas en Francia “se ampliará a los niños de la primaria a partir de los 6 años”, anunció este jueves el primer ministro francés Jean Castex ante el parlamento, un día después del anuncio de un nuevo confinamiento nacional.

“A partir del regreso a clases el lunes, el protocolo sanitario será adaptado y reforzado para garantizar la protección de todos los niños, los maestros, los padres de los alumnos”, agregó Castex, precisando que la nueva medida seguía una propuesta del Alto Consejo de Salud Pública.

El primer ministro francés dijo que su gobierno “había anticipado” la segunda ola de coronavirus, pero que “ningún país previó que se acelerase de manera tan rápida y brutal”.

“No he dejado de llamar a la vigilancia”, insistió. “Algunos que nos dicen hoy que deberíamos haber actuado de manera más firme o que no hacíamos lo suficiente, afirmaban en aquel momento que hacíamos demasiado”, dijo.

Francia, muy golpeada por la segunda ola del coronavirus, decretó el miércoles un nuevo confinamiento nacional de al menos un mes, aunque menos estricto que el de la primavera puesto que las escuelas, fábricas y servicios públicos seguirán abiertos.

Desde agosto Francia observa un fuerte repunte de contagios. En la página oficial del gobierno, las autoridades dieron cuenta el miércoles de 244 muertos en los hospitales en las últimas 24 horas, lo que eleva el balance a 35.785 fallecidos en Francia desde el inicio de la pandemia.

Con más de 3.000 enfermos en cuidados intensivos, es decir más de la mitad de las camas disponibles ocupadas, las autoridades temen ante todo la saturación de estas unidades.