Un hombre armado que lleva explosivos tomó como rehenes a “una decena” de pasajeros en un autobús en una ciudad del oeste de Ucrania, indicó este martes la policía local.

“Un hombre secuestró un autobús con una veintena de rehenes en el centro de Lutsk. Tiene explosivos y armas”, afirmó inicialmente el departamento de policía de la región, cifra que luego se corrigió a “una decena”.

Un policía dijo en la red Telegram que se escucharon disparos en el lugar pero que por el momento no se informó de heridos.

El centro de Lutsk, una ciudad de unos 200.000 habitantes, quedó cerrado a la circulación, según el ministro del Interior ucraniano. Las imágenes difundidas por los medios locales mostraron un minibús detenido con dos cristales rotos y las cortinillas de los pasajeros cerradas.

Varios policías armados fueron desplegados al lugar.

“La filosofía del criminal”

Según constató el medio ucraniano Korrespondent, el hombre ha estado en todo minuto en contacto con la policía local, sin llegar aún las negociaciones a buen puerto.

Incluso, advirtió que además de la toma de rehenes plantó explosivos en otro lugar de la ciudad, y lanzó una granada fuera del autobús, la cual no explotó.

“Creemos que de esta manera quería demostrar que tiene armas militares y que es peligroso”, comentó el viceministro del Interior, Anton Gerashchenko.

De acuerdo con la prensa local, el hombre identificado como Krivosh Maxim Stepanovich tiene antecedentes penales y psiquiátricos, y se habría hecho llamar un “luchador contra el sistema”. Durante uno de los períodos que pasó en prisión escribió “La filosofía del criminal”.

Krivosh Maxim Stepanovich | Redes sociales
Krivosh Maxim Stepanovich | Redes sociales

Disparo al departamento de policía

Según Korrespondent, el edificio de la policía cercano a la plaza donde el hombre tiene secuestrados a los rehenes fue atacado a tiros, no reportándose aún heridos.

Se trata del recinto donde está el ministro del Interior, Arsen Avakov, discutiendo el avance de las negociaciones con el hombre armado

“Dispararon contra la oficina de policía. Se rompió una ventana en el segundo piso”, dijo el medio local Volyn.

El autor de los disparos aún no ha sido identificado.