Internacional
Jueves 19 marzo de 2020 | Publicado a las 16:51
"Los días más duros": España acude a estudiantes y jubilados para reforzar sanidad ante el Covid-19
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

España se preparaba este jueves para afrontar “los días más duros” de una epidemia de coronavirus todavía en expansión, incorporando miles de sanitarios al sistema, haciendo acopio de material de protección y adaptando hoteles para acoger pacientes.

Después de cinco días con el país en cuarentena, la cifra de contagios y fallecidos sigue en aumento. En sólo 24 horas, los decesos por esta enfermedad crecieron casi en un 30%, de 598 a 767, y los casos detectados en un 25%, de 13.716 a 17.147.

Con estas cifras divulgadas este jueves por el ministerio de Sanidad, España se sitúa muy cerca de Irán, el tercer país del mundo con más infectados detrás de China e Italia.

“Vienen los días más duros (…) Seguiremos viendo un incremento de casos, y esto será así mientras nos acerquemos al pico de la curva” de contagios, reconoció en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

De hecho, se prevé un salto importante en los próximos días, cuando las autoridades comiencen a hacer pruebas rápidas a todas las personas sospechosas que hasta ahora no eran posibles por la falta de tests de detección.

Un ejército de sanitarios

Para hacer frente a este aumento de casos, el ministerio incorporó un contingente de miles de sanitarios entre estudiantes de medicina y enfermería de los últimos cursos, médicos que están cursando la especialización y enfermeros titulados que no obtuvieron plaza en la sanidad pública.

“Más de 30.000 profesionales están a disposición y se han ido incorporando paulatinamente al Sistema Nacional de Salud”, dijo el ministro, que también contempla la recontratación de 14.000 médicos y enfermeros jubilados.

Desde el colegio de médicos denunciaron este jueves una situación “insostenible” para los profesionales, sometidos a largas jornadas de trabajo a veces sin el material de protección adecuado, según señalaron en un comunicado.

Este jueves se conoció el primer fallecimiento de un trabajador sanitario en España por este brote, la de una enfermera de 52 años de la ciudad vasca de Vitoria (norte).

Para solventar esta falta de material, el ministerio, con la ayuda de requisos de las fuerzas policiales, recopilaron 1,5 millones de mascarillas, además de otros instrumentos sanitarios.

La ayuda llega también del sector privado. En la región de Valencia (este), unas costureras del pequeño pueblo de Pedrel cosieron 10.000 mascarillas y una empresa de moda juvenil detuvo su producción habitual para hacer lo mismo.

Según la prensa española, el grupo Inditex, propietario de la marca Zara, también se plantea fabricar mascarillas y batas sanitarias. En Barcelona, la empresa BCN3D ofreció sus 63 impresoras 3D para confeccionar material.

Residencias de ancianos

Si bien el país dispone de un avanzado sistema sanitario, la epidemia del coronavirus amenaza con ponerlo en jaque. De sus más de 4.000 camas de cuidados intensivos, 939 ya están ocupadas por pacientes con esta enfermedad.

La situación es especialmente crítica en la región de Madrid, principal foco del contagio con un 40% de los contagiados y un 65% de los fallecidos del país por la epidemia.

Este jueves, las autoridades regionales abrieron el primer hotel adaptado para acoger pacientes leves con coronavirus con tal de “aliviar la presión asistencial” y “liberar habitaciones” de sus hospitales.

“Van a ser días en los que vamos a tener que mantener la tensión”, advirtió el director de emergencias sanitarias Fernando Simón, insistiendo en la necesidad de respetar el confinamiento y las reglas de distanciamiento social.

En las últimas 24 horas, 48 personas fueron detenidas por no respetar la cuarentena, que solo permite salir a trabajar o para cuestiones de necesidad como comprar comida o medicamentos.

El gobierno anunció también un fondo de 300 millones de euros para reforzar la atención a ancianos y la plantilla de residencias de mayores después de conocerse decenas de fallecimientos en estos centros.

“Tenemos problemas en residencias, y eso nos va a obligar a hacer una orden muy estricta” sobre el funcionamiento de estos centros que debería publicarse el viernes, dijo Fernando Simón.

Tendencias Ahora