Internacional
Lunes 24 febrero de 2020 | Publicado a las 09:19 · Actualizado a las 09:23
Conservadores deciden aplazar elección de sucesor de Merkel tras dura derrota en Hamburgo
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

El partido conservador alemán, en plena crisis y un día después de una derrota electoral, decidió el lunes aplazar a finales de abril o principios de mayo la elección de su nuevo presidente, llamado a reemplazar a Angela Merkel en las próximas elecciones.

Tras una semana de consultas, la dirigente de la Uni√≥n Democr√°tica Cristiana (CDU), Annegret Kramp-Karrenbauer, apodada “AKK”, que dimiti√≥ del cargo, desea que su sucesor sea nombrado durante un congreso extraordinario a finales de abril o principios de mayo, indicaron fuentes pr√≥ximas del partido a la AFP.

La cuestión de saber si será sustituida por una sola persona, que debería convertirse después en candidato del movimiento para la cancillería en las elecciones de finales de 2021, o por una dirección colegial que evite luchas fraticidas, todavía no se zanjó.

Adem√°s, la decisi√≥n de qui√©n ser√° candidato a la canciller√≠a podr√≠a postergarse hasta finales de a√Īos, en vista del contexto.

Las instancias dirigentes de la CDU se reunieron el lunes, horas después de una derrota de peso en las regionales de Hamburgo, donde la agrupación quedó tercera con apenas 11,5% de los votos.

En Hamburgo la victoria fue para los socialdemócratas, con 37% de sufragios, seguidos por los ecologistas que duplicaron su caudal y pasaron de 12,3 a más de 25%.

La CDU enfrenta una crisis sin precedentes en torno a qué posición adoptar frente a las agrupaciones de extrema derecha y extrema izquierda.

AKK tuvo que dimitir después de que diputados de la CDU en Turingia se aliaran, a principios de febrero, con la extrema derecha de Alternativa por Alemania (AfD) para elegir al dirigente de ese Estado regional.

“Autodestrucci√≥n”

Para la presidencia interna, la CDU podría elegir entre dos partidarios de un golpe de timón a la derecha, que rompa con la política centrista de Angela Merkel, con la esperanza de recuperar a los votantes tentados por la ultraderechista AfD, y dos dirigentes moderados.

Entre los favorables a la derechización se cuentan Fredrich Merz, un viejo enemigo de Merkel y Jens Spahn, estrella emergente del partido.

Dentro de los moderados, destacan Armin Laschet, un l√≠der regional, as√≠ como un invitado de √ļltima hora, el ex ministro de Medioambiente Norbert R√∂ttgen.

La decisi√≥n definir√° el futuro de este partido, que ha dominado la vida pol√≠tica alemana durante m√°s de 70 a√Īos, pero ha visto erosionarse su base electoral.

Hoy apenas recoge el 27% de la intención de voto, contra el 23% para los Verdes y el 14% para la extrema derecha.

El problema al que se enfrenta la CDU, más allá de la elección de sus líderes, es definir su perfil en un paisaje político cada vez más fragmentado y en el que es muy difícil constituir mayorías propias para gobernar sin alianzas.

En este contexto, la CDU se vio inmersa durante tres semanas en el debate sobre la cuesti√≥n de las alianzas con las formaciones extremas, tanto a la derecha como a la izquierda. Hasta ahora se inclin√≥ por la l√≠nea del “ni-ni” excluyendo a ambas, pero eso es cada vez m√°s dif√≠cil de aplicar.

Entretanto la prensa germana no escatima los comentarios sarc√°sticos. El semanario Der Spiegel hizo alusi√≥n a un proceso de “autodestrucci√≥n de la CDU” y evoc√≥ un “partido sin direcci√≥n ni estrategia”. Un “partido fuera de control”, afirm√≥ lac√≥nicamente el diario Bild.

Tendencias Ahora