Internacional
Miércoles 06 noviembre de 2019 | Publicado a las 10:12
El sue√Īo imposible de una joven √Āngela Merkel: Monta√Īas Rocosas y Bruce Springsteen
Por Paola Alem√°n
La información es de Deutsche Welle
visitas

En un universo paralelo en el que el Muro de Berl√≠n nunca hubiese ca√≠do y en el que la Rep√ļblica Democr√°tica Alemana (RDA) celebrase en estos d√≠as su setenta aniversario, Merkel podr√≠a estar haciendo su sue√Īo realidad: viajar a Estados Unidos. As√≠ dijo la canciller alemana a la revista alemana Der Spiegel.

“En la RDA las mujeres ya se jubilaban a los sesenta, as√≠ que ya har√≠a cinco a√Īos que habr√≠a ido a buscar mi pasaporte y habr√≠a viajado a Estados Unidos”, porque los jubilados ten√≠an libertad de movimiento y pod√≠an salir, precis√≥.

Claro que tambi√©n habr√≠a visitado la Alemania Occidental, dice, pero su primer gran viaje lo quer√≠a hacer a Estados Unidos, “por el tama√Īo, la variedad, la cultura, ver las Monta√Īas Rocosas, y escuchar a Bruce Springsteen”, asegur√≥.

Cuando se le pregunt√≥ si har√≠a este viaje con un autom√≥vil estadounidense, la pol√≠tica de CDU respondi√≥ que no. “Soy amiga de autos m√°s peque√Īos. ¬ŅQu√© mejor entonces que un Trabant?”.

Twitter
Twitter

Merkel lamenta discreto reconocimiento a germanoorientales

En otro segmento de la entrevista, la canciller lament√≥ el discreto reconocimiento al papel del pueblo germanooriental en la ca√≠da del muro de Berl√≠n hace treinta a√Īos y alab√≥ el “gran coraje” que mostraron los ciudadanos de la RDA.

Merkel, quien ten√≠a 35 a√Īos cuando cay√≥ el muro, explic√≥ tambi√©n que “la reunificaci√≥n alemana fue dise√Īada conjuntamente por el Este y el Oeste” y la “destreza pol√≠tica” del entonces canciller de la Alemania Occidental, Helmut Kohl, as√≠ como la confianza que ten√≠an en √©l los aliados, “desempe√Īaron un gran papel”.

“Pero la revoluci√≥n pac√≠fica y el 9 de noviembre de 1989 fueron obra de los ciudadanos de la RDA (…) Quienes lo lograron fueron los ciudadanos de la RDA con much√≠simo coraje”, afirm√≥ la canciller, que naci√≥ en Hamburgo (oeste), pero vivi√≥ su infancia y juventud en el este del pa√≠s.

Estima que el coraje de los germanoorientales “podr√≠a reconocerse m√°s”, especialmente porque no es que toda la valent√≠a estuviera reservada a los germanooccidentales: “Recuerdo que algunos (de estos) se sent√≠an superados si nos ten√≠an que hacer el favor alguna vez de pasar un libro camuflado por la frontera”.

“Vida plena en una dictadura”

Merkel critic√≥ que a muchos germanooccidentales les cueste entender que “tambi√©n en una dictadura se pod√≠a tener una vida plena”, que “a pesar del Estado” se celebraran cumplea√Īos y la Navidad o se compart√≠an los momentos tristes con amigos y familia, “naturalmente siempre con un cierto cuidado”.

El hecho de que muchos en la Alemania Occidental no conciban o incluso ignoren este aspecto de la vida privada de los germanoorientales hace que hoy en día aflore de vez en cuando un cierto romanticismo y nostalgia en relación con la RDA.

En todo caso, el 9 de noviembre de 1989 fue y seguir√° siendo para Merkel un “momento √ļnico en la historia alemana”.

lavoz.ar
lavoz.ar
Tendencias Ahora