Internacional
Lunes 28 octubre de 2019 | Publicado a las 11:56
Familias vietnamitas esperan resultados de exámenes por cuerpos hallados en camión en Londres
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

La Justicia británica decidió este lunes mantener detenido al conductor del camión frigorífico en el que se encontraron 39 cadáveres cerca de Londres la semana pasada, mientras que varias familias de Vietnam esperaban los resultados de unos tests de ADN para saber si las víctimas eran parientes suyos.

El domingo, las autoridades vietnamitas recabaron muestras de ADN para realizar exámenes y averiguar, como temen las familias, si había ciudadanos de su país entre las víctimas de esta tragedia, que puso de relieve las arriesgadas prácticas de los traficantes de personas.

Detenido poco despu√©s del hallazgo del cami√≥n, el mi√©rcoles en una zona industrial de Grays, al este de Londres, el conductor, Maurice Robinson (25 a√Īos), compareci√≥ este lunes por videoconferencia ante el tribunal de Chlemsford.

El juez decidió prolongar su detención hasta el 25 de noviembre, cuando tendrá que comparecer ante el tribunal penal de Old Bailey, en Londres.

El hombre, oriundo de Irlanda del Norte, fue acusado de homicidios involuntarios, trata de seres humanos, ayuda a la inmigración ilegal y blanqueo de dinero.

Por su parte, el primer ministro brit√°nico, Boris Johnson, firm√≥ este lunes en un libro de condolencias en Grays, acompa√Īado por el ministro de Interior, Priti Patel, inform√≥ su oficina.

Otro norirlandés fue detenido en Dublín el sábado, mientras que otros tres detenidos en relación con el caso obtuvieron la libertad bajo fianza, informó el domingo la policía.

En un primer momento, la policía británica creía que los 31 hombres y 8 mujeres encontrados en el camión eran chinos. Pero varias familias de la provincia de Nghe An se manifestaron y explicaron que familiares suyos habían emigrado de forma ilegal al Reino Unido, y que no tenían noticias de ellos desde hacía días.

“Imploro su perd√≥n”

Seg√ļn medios locales, 24 de las 39 v√≠ctimas, halladas el mi√©rcoles en una zona industrial al este de Londres, podr√≠an ser vietnamitas, una cifra que las autoridades no confirmaron de momento.

“Empezamos a recabar muestras sangu√≠neas y pelo entre las familias de las supuestas v√≠ctimas”, declar√≥ a la AFP una fuente de seguridad vietnamita, que pidi√≥ el anonimato.

Al menos dos familias vietnamitas afirmaron temer que sus hijos, que llevaban pasaportes chinos, hubieran muerto en el camión.

Nguyen Dinh Gia, padre de un joven vietnamita de 20 a√Īos, declar√≥ el s√°bado a la AFP que hab√≠a recibido una llamada hac√≠a unos d√≠as en el que alguien le explicaba que su hijo hab√≠a muerto cuando iba de camino al Reino Unido.

“Me desmay√© al o√≠r eso. Parece que mi hijo estaba en ese cami√≥n que tuvo el accidente, todos murieron”, dijo Nguyen.

Seg√ļn Nguyen Dinh Gia, su hijo le hab√≠a dicho hace dos semanas que viajar√≠a al Reino Unido desde Par√≠s, donde viv√≠a desde 2018.

El domingo se celebr√≥ una misa cat√≥lica en Phu Xuan, una peque√Īa localidad de la provincia de Nghe An, en el centro del pa√≠s, punto de partida de muchos emigrantes a Europa occidental.

“A punto de morir”

El hermano de Pham Thi Tra, una vietnamita de 26 a√Īos, cont√≥ el s√°bado a la AFP que la joven envi√≥ un mensaje por tel√©fono a su madre en el que le dec√≠a que no pod√≠a “respirar m√°s” y que estaba “a punto de morir”.

Las dos familias son de Ha Tinh, una región pobre del centro de Vietnam de donde parten muchos migrantes que buscan ganar dinero rápidamente.

Muchos pasan por Rusia o por China con documentos falsos y este viaje puede costarles hasta el equivalente de 36.000 euros (casi 40.000 dólares).

Una asociaci√≥n de vietnamitas residentes en el Reino Unido, VietHome, recibi√≥ fotos de una veintena de vietnamitas desaparecidos desde que el cami√≥n fue encontrado y mensajes sobre la desaparici√≥n de personas de entre 15 y 45 a√Īos.

El remolque con los migrantes llegó por ferry al puerto de Purfleet, en el estuario del Támesis, procedente de Zeebruges (Bélgica) una hora antes de que la policía llegara al lugar, alertada por los servicios de rescate.

Tendencias Ahora