Internacional
Sábado 21 septiembre de 2019 | Publicado a las 14:59 · Actualizado a las 16:38
Al menos 150 detenidos dejan m√ļltiples enfrentamientos durante marchas en Par√≠s
visitas

La polic√≠a francesa detuvo este s√°bado a m√°s de 150 manifestantes durante protestas de “chalecos amarillos”, ecologistas y sindicalistas que movilizaron a decenas de miles de personas en todo el pa√≠s, con serios incidentes en Par√≠s protagonizados por un millar de “black blocs” de extrema izquierda.

Unas 15.200 personas participaron durante la tarde en la manifestaci√≥n por el clima en la que tambi√©n asistieron “chalecos amarillos” y grupos de “black blocs”, seg√ļn el gabinete Occurrence, que efectu√≥ un recuento para un grupo de medios de comunicaci√≥n del que tambi√©n forma parte la Agence France-Presse.

Los organizadores de la marcha reivindicaron por su parte 50.000 manifestantes y la prefectura informó de 16.000.

A las 19:30 horas locales (14:30 en Chile), 164 personas hab√≠an sido arrestadas y 395 multadas, en las zonas en las que estaba prohibido manifestarse, seg√ļn la prefectura de la polic√≠a.

Ante los enfrentamientos entre “black blocs” y agentes de polic√≠a, las oeneg√©s Grenpeace y Youth For Climate, que convocaron la manifestaci√≥n por el clima, instaron a los manifestantes a abandonar la marcha.

“No asuman ning√ļn riesgo y abandonen la marcha por el clima. No se est√°n dando las condiciones de una manifestaci√≥n no violenta”, tuite√≥ Greenpeace, denunciando el uso de gases “lacrim√≥genos contra manifestantes no violentos y familias”.

“La prefectura hizo todo lo posible para impedir el derecho a manifestarse”, denunci√≥ Greenpeace.

La prefectura de polic√≠a se defendi√≥ asegurando que todas las decisiones hab√≠an sido adoptadas “de acuerdo con los organizadores”.

Tras momentos de confusi√≥n que detuvieron la manifestaci√≥n por el clima, esta pudo retomarse por el Barrio Latino de la capital francesa y termin√≥ cerca del ministerio de Econom√≠a, donde desplegaron pancartas en ingl√©s en las que se pod√≠a leer “Macron, el contaminador de la Tierra”.

Gases lacrimógenos y destrozos de mobiliario

En el bulevar Saint-Michel, en el Barrio Latino, militantes de extrema izquierda -algunos con la cara tapada- lanzaron objetos contra las fuerzas de seguridad y vandalizaron una sucursal bancaria.

Los gendarmes respondieron a los “black blocs” con gases lacrim√≥genos, por lo que parte de los manifestantes tuvo que dar marcha atr√°s.

Se destrozó mobiliario urbano y se incendiaron papeleras y contenedores, lo que obligó a los bomberos a intervenir.

Los participantes en la marcha por el clima fueron convocados por varias ONGs, un d√≠a despu√©s de una hist√≥rica “huelga mundial por el clima”, aunque en Francia el seguimiento de la misma no resultara muy importante, en torno a 10.000 personas en Par√≠s.

En otras partes de Francia tambi√©n se organizaron el s√°bado manifestaciones por la “urgencia clim√°tica y social”. En Lyon (centro-este), unas 5.000 personas se congregaron por la ma√Īana en el centro de la ciudad, seg√ļn la prefectura. “Stop al ecocidio”, se le√≠a en pancartas de los manifestantes.

Tambi√©n se celebr√≥ el s√°bado en Par√≠s una manifestaci√≥n del sindicato Force Ouvri√®re contra la reforma de las pensiones impulsada por el gobierno, que reuni√≥ entre 6.000, seg√ļn la polic√≠a, y 15.000 personas, seg√ļn los sindicatos.

“Criminales”

Presente en la marcha por el clima con su hijo Lucien, de 7 a√Īos, No√©mie Izbicki explic√≥ a la AFP que acudi√≥ a la manifestaci√≥n para que su hijo “tome conciencia del desaf√≠o”.

En Par√≠s, unos 7.500 miembros de las fuerzas de seguridad fueron movilizados, as√≠ como ca√Īones de agua y veh√≠culos blindados de la gendarmer√≠a. Desde el viernes por la tarde, se acordonaron barrios enteros del centro de la capital, mientras que polic√≠as de uniforme y de civil controlaban y cacheaban a los presentes.

En los Campos El√≠seos, donde muchos comercios fueron atacados en las protestas de los “chalecos amarillos” en diciembre, los propietarios protegieron buena parte de las tiendas con tablones de madera.

Por la ma√Īana, la polic√≠a llev√≥ a cabo algunos disparos de gases lacrim√≥genos para dispersar a manifestantes que volcaron papeleras y barreras.

“Nos tratan como a criminales”, denunci√≥ Brigitte, una activista ecologista.

El s√°bado ten√≠an lugar, adem√°s, las Jornadas del Patrimonio, que cada a√Īo atraen a decenas de miles de visitantes.

Como medida de precauci√≥n, algunos monumentos estaban cerrados, como el Arco del Triunfo, que sufri√≥ importantes da√Īos en diciembre durante una protesta de los “chalecos amarillos”.

Tendencias Ahora